Mujer de 51 años dará a luz a su nieto dejando a los médicos atónitos

Breanna Lockwood, una infuencer de Chicago (Estados Unidos) de 29 años, llevaba 4 años luchando contra la infertilidad, desde que se casó con su pareja Aaron, de 28 años.

Ella ha roto abiertamente su silencio con sus más de 15.000 seguidores en su cuenta de Instagram, que actualmente recibe el nombre de IVF Surrogacy Diary (Diario de una FIV subrogada), relatando el drama de su frustrante batalla por conseguir su ansiado embarazo, sin obtener éxito alguno.

Su objetivo siempre fue crear conciencia en torno a la infertilidad y lo duro que supone para las parejas que ansían con todas sus fuerzas en ser padres, ver que el esperado bebé nunca llega.

En resumen, contó que su proceso incluyó «1,311 días, 476 inyecciones, 64 extracciones de sangre, 7 procedimientos quirúrgicos, 3 rondas de recolección de óvulos, 19 embriones congelados, un total de 8 transferencias de embriones congelados por FIV, 4 transferencias de embriones fallidas, 1 aborto involuntario, 1 embarazo ectópico e innumerables lágrimas».

Cuando parecía que debían renunciar a su sueño, agotaron su último recurso acudiendo a un vientre subrogado. Pero no a cualquiera, fue la propia madre de Breanna, Julie, de 51 años de edad, quien decidió ofrecerse para someterse al procedimiento, llevando en su vientre a quien sería su primer nieto y el bebé milagro para Breanna y Aaron.

Relatan que en un principio los llamaron locos y todos los médicos se opusieron rotundamente a hacer algo así, tildando a su madre de «muy vieja», debido a que la edad máxima permitida para esos procedimientos es de 45. Hasta que accedieron a hacerle todas las pruebas necesarias a la madre subrogada, y se quedaron atónitos.

«Está en plena forma, tiene mejor salud que cuando tenía veinte años cuando me dio a luz», dijo Breanna sobre la condición física de su madre.

Así que finalmente los médicos tuvieron que tragarse sus palabras y al ver el estilo de vida saludable de Julie dijeron que no habría problema alguno con intentarlo.

Después de realizar la fecundación in vitro con los óvulos y el esperma de la pareja, hicieron la transferencia del embrión concebido al vientre de Julie, y días después recibieron la feliz noticia: ¡estaba embarazada de su nieto!

Comunicaron su dicha a través de una publicación que ha dado mucho de qué hablar en las redes. Se puede ver a Breanna y a Aaron tomados de la mano, mientras la madre biológica a su vez toma de la mano a su madre y ella acaricia su barriga.

«Hecho con mucho amor y un poco de ciencia», se puede leer en un cartel que sostiene la feliz pareja, mostrando además el ultrasonido del bebé en camino.

La transferencia del embrión tuvo lugar el 25 de febrero y dará a luz en noviembre

«El mayor sostén en mi vida nos está dando nuestra mayor bendición. ¡Mi hermosa mamá lleva en su vientre a su primer nieto, Aaron, mi hijo biológico!», escribió en otra publicación.

Después de todo lo que vivieron Breanna y Aaron en su lucha por conseguir un embarazo, ahora ven la luz al final del túnel y no pueden estar más felices de que hubiera sido su madre y suegra, quien hizo posible su sueño.

«Compartir esta aventura con mi madre ha sido la experiencia más singular e increíble. La subrogación es realmente el regalo más desinteresado», dijo Breanna.

«Ella es el ejemplo puro de ‘harías cualquier cosa por tus hijos’, y si puedo ser la mitad de la madre que ella es, sabré que estoy haciendo algo bien», agregó.

«1 de cada 8 parejas. 7,4 millones de personas⁣. Alguien que conoces… sufre infertilidad. No te avergüences de tu historia, inspirará a otros», concluye Breanna.

Comparte esta impresionante historia que ha dado tanto de qué hablar y que refleja hasta dónde puede llegar el amor de una madre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!