Íñigo Onieva confiesa su infidelidad a Tamara Falcó tras el escándalo del vídeo filtrado

Tamara Falcó e Iñigo Onieva son la pareja del momento, que en este fin de semana han pasado a estar en el ojo del huracán. La hija de Isabel Preysler quisiera no estar enfrentándose al momento más duro y vergonzoso de su vida.

El torbellino de emociones para la marquesa de Griñón, a sus 40 años, comenzaba el pasado jueves al anunciar emocionada su próxima boda con el joven empresario español, de 33. Así lo dio a conocer a su casi millón y medio de seguidores en Instagram, a través de una romántica imagen de ambos besándose:

«Antes de conocerte, Íñigo, me sentía completa y contenta, pero fue cruzarnos y que mi vida diera un giro a mejor, totalmente inesperado».

«Gracias, por proponerme ser tu compañera de por vida. Me siento la mujer más afortunada del planeta y el sí que te di te lo repito y te lo dejo por escrito para que no se te olvide jamás«, escribía orgullosa por ser ya una mujer comprometida.

En la instantánea se encargó de mostrar el original anillo de oro blanco con tres diamantes en forma de lágrima, con el que Íñigo le había propuesto matrimonio tras dos años de relación.

Tamara e Íñigo unirían sus vidas para siempre en junio de 2023

Tamara

Definitivamente, prometía ser la boda del año en España. La ganadaora de Masterchef Celebrity 4, totalmente emocionada, compartía más adelante con sus seguidores, a propósito de su compromiso lo enamorada que estaba:

«¡Qué locura! Pero como diría una sabia mujer: es una locura de Amor… y como también dice San Pablo, en su carta a los Corintios: al final, en la vida lo único que importa es el Amor».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Novamás (@novamas)

EL ESCÁNDALO DEL VÍDEO FILTRADO

Todo dio un giro inesperado cuando a pocas horas de anunciar su boda, saliera a la luz un vergonzoso vídeo en el que su prometido aparecía besándose apasionadamente con otra mujer.

@lunesonce0

#iñigoonieva #tamarafalco #burningman2022

♬ original sound – lunesonce0

Un día después de anunciar su compromiso, cuando la pareja acudía a la boda de unos amigos, el mismo Íñigo negaba rotundamente los hechos ante la prensa y su futura esposa:

«Esas imágenes son de 2019. Quiero a Tamara y nos vamos a casar pese a quien le pese. Estamos muy contentos de haber tomado la decisión, es un paso que nos emociona a los dos».

Y, la misma Tamara apuntaba cuando le preguntaron si perdonaría una infidelidad: «¿Estamos locos o qué?».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Revista ¡HOLA! (@holacom)

Pero, más rápido se atrapa al mentiroso que al ladrón. Y ya es un hecho que las polémicas escenas del beso habrían tenido lugar durante el festival Burning Man, en Nevada, Estados Unidos, celebrado a principios de septiembre, y no hace 3 años como aseguraba Íñigo.

Seguido de eso, si bien Tamara no se había pronunciado al respecto, saltaron todas las alarmas cuando la publicación tan viral de su pedida de mano, había sido eliminada de su Instagram.

REACCIÓN DE ÍÑIGO AL VERSE ACORRALADO

Ante el escándalo mediático que se avecinaba como una bola de nieve imparable, al joven deportista y empresario exitoso, no le ha quedado más remedio que salir al paso con un comunicado oficial que deja al mundo de la farándula en shock.

A través de un comunicado en sus historias de Instagram, ha reconocido descaradamente su infidelidad, no sin antes pedir perdón:

«En los vídeos difundidos aparezco en una actitud inaceptable, de la cual estoy absolutamente arrepentido y destrozado por ello. Pido disculpas por no haber sido honesto y pido perdón a Tamara y a su familia públicamente. Estoy completamente enamorado de Tamara y es la mujer de mi vida, por lo que me duele enormemente haberla hecho daño», escribió.

«Para evitar mayores perjuicios a Tamara y a nuestras familias, pido que no se continúe difundiendo imágenes que pueden afectar a nuestro derecho a la intimidad, y se abstengan de publicar informaciones que están afectando a nuestra privacidad», concluyó quien fuera prometido de Tamara Falcó.

IDENTIFICAN A LA CHICA DEL BESO

El programa Ahora ya es verano ha desvelado algunos detalles sobre la misteriosa joven con la que Íñigo se besa, que causa tanto revuelo.

Se trataría de una joven llamada Marina Theiss, de origen brasileño, estudiante de Turismo, y que además es una modelo reconocida, y reportera de Fórmula 1. Quizás de ahí viene el vínculo con Íñigo por su pasión por los coches.

Evidentemente, se trata de una mujer realmente despampanante, por lo que ya ha protagonizado varias portadas de revistas y ‘photocalls’ de Portugal y Estados Unidos. Es una microinfluencer con más de 15.000 seguidores en redes sociales.

@salseotiktok

#greenscreen La chica con la que Iñigo Onieva ha sido infiel a Tamara Falcó #infidelidad #tamarafalco #iñigoonieva #parati #fyp #parati

♬ sonido original – Salseo/Noticias/ Influencers

REACCIÓN DE TAMARA

El mismo programa reveló que Tamara ha tomado la decisión de abandonar la vivienda que compartía con Íñigo para desplazarse con su madre en estos momentos tan difíciles.

tamara

«No sale de la biblioteca, lleva todo el día llorando. No para de llamarla, pero ella no responde al teléfono», aseguró el paparazzi Sergio Garrido, quien da fe de que la marquesa está sufriendo profundamente.

Al escándalo se suma el hecho de que, al parecer, a Isabel Preysler nunca le gustó Íñigo para su hija. Además de algunas crisis que ha atravesado la pareja a lo largo de su relación.

Quién es Tamara Falcó

Única hija del matrimonio que formaron Isabel Preysler y Carlos Falcó, Tamara tiene ocho hermanos: por parte de madre, Chábeli, Enrique y Julio José Iglesias y Ana Boyer; y por parte de padre, Manuel y Xandra Falcó Girod y Duarte y Aldara Falcó de la Cierva. A su muerte, Carlos Falcó le legó su título nobiliario, convirtiéndose así en la marquesa de Griñón. Pero su fama va más allá de su nobleza, es empresaria, emprendedora, chef, y tiene su propia firma TFP.

Por ahora, se desconoce si la boda seguirá hacia adelante, aunque parece que para bien o para mal, pende de un hilo.