Nació con una rara condición en su rostro y rompió todos los cánones de belleza para ser modelo

La belleza, es muy difícil de definir, aunque a través de las épocas y de los medios de comunicación se han construido estereotipos asociados a las características físicas de las personas hoy hay muchos que se han atrevido a romperlos demostrándole al mundo que ser bello más mucho más allá de la apariencia.

Ahora las modelos de talla grande desfilan por las pasarelas más importantes del mundo, y tener una rara condición en la piel dejó de ser un motivo de rechazo así como tener síndrome de down.

Ilka Brühl, es una chica con una deformidad en su rostro que llegó a resaltar como modelo y ha dejado a más de uno sin aliento.

Ilka, es alemana y tiene 26 años actualmente pero ella nació con una malformación genética debido a un trastorno llamado displasia ectodérmica, que ocasiona problemas en la piel, cabello, dientes y glándulas sudoríparas.

Ella nació con una hendidura facial, los orificios de su nariz no estaban bien formados y en lagrimal de su ojo izquierdo no funcionaba correctamente, lo que hace que siempre se agoten sus lágrimas y su ojo se reseque.

Todo esto significa que los primeros años de vida de Ilka fueron muy difíciles, pasó mucho tiempo en el hospital hasta que se aseguraron que lograría respirar por sí sola. Además, su rostro estaba deformado, a medida que ella fue creciendo sus inseguridades también.

Ilka necesitó más de 10 cirugías, para mejorar su condición de vida y su aspecto hasta obtener el rostro que hoy impresiona a muchos.

“En mis propias palabras esto ocurrió porque mi madre enfermó cuando estaba embarazada y por esto mi rostro no se formó correctamente, le ocurre a 1 de cada 1000 personas es más común de lo que muchos creen”, explicó Ilka.

VER TAMBIÉN:  Descubrió algo aterrador mientras su hijo veía un episodio de "su programa favorito"

Ella también agregó que vivió los primeros meses en el hospital y que pasó por muchas cirugías, pero no es algo de lo que se sienta orgullosa pues solo recuerda las últimas tres. “De quienes sí estoy orgullosa es de mis padres que nunca dejaron de luchar por mí en todo esto”, contó.

Durante mucho tiempo su aspecto la hizo sentir insegura, pero luego una amiga que se dedicaba a la fotografía le pidió que posara.

Fue en 2014, bajo el lente de Ines Rehberger que Ilka le mostró al mundo que la belleza no debe tener estándares. A partir de la publicación de sus fotos hubo una serie de comentarios que la hicieron sentirse mucho más segura.

“Los comentarios fueron tan positivos, que decidí mostrarme tal como soy y ayudar a los demás a que se den cuenta de que todos somos hermosos”, dijo Ilka.

“Demuéstrale al mundo que todos somos hermosos”, es parte de su lema. Ella quiere que las personas entiendan que cada quien tiene belleza a su manera, sin importar la contextura, tamaño, color o raza.

“Siempre va a existir gente negativa, gente que hará comentarios negativos, esas personas son malas, pero esos comentarios no deben lastimar”, es la opinión de la joven.

Ilka ahora quiere motivar a las personas a que se muestren tal y como son, ella dice que solo hay una manera de ser feo y es teniendo una fea personalidad.

BoredPanda

¡Nadie tiene que esconderse por su apariencia!, es parte de lo que profesa Ilka quien ahora se considera una soñadora optimista y que tiene como proyecto, ayudar a otros a construir una autoestima saludable. “Tengo muchas ideas y entre ellas está el libro ilustrado que pronto publicaré, la vida es muy corta para dudar de uno mismo, juntos debemos hacer del mundo un lugar feliz” expresó.

VER TAMBIÉN:  Una mujer de 72 años es detenida por agredir e insultar a una soldado negra embarazada

No dejes de compartir la inspiradora historia de esta hermosa chica y sus impactantes fotografías.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!