Huye por la ventana del hotel donde permanecía confinado trepando por las sábanas

Un joven de 21 años decidie escapar del hotel donde estaba cumpliendo la cuarentena obligatoria por el coronavirus con una soga que hizo con las sabanas.

Después de bajar 7 metros por la ventana usando la soga improvisada Facundo Nahuel Lopez pasó a ser un prófugo de la justicia de Mendoza, Argentina.

Pareciera que Facundo olvidó que había dejado firmada una declaración jurada en la recepción del hotel Milebium con todos sus datos personales.

Tras descubrir su fuga hubo un despliegue policial para buscarlo en San Rafael, municipio ubicado a 250 kilómetros de la capital mendocina.

“Ató una sábana a la reja de la ventana y descendió 7 metros por la pared del frente del hotel, amarrado a la tira descendió y salió corriendo por la vereda. Nadie vio la fuga porque fue de noche”, dijo el fiscal Iván Ábalos.

El joven estaba cumpliendo el aislamiento de 14 días impuesto para quienes retornaran a la provincia y desobedecer este protocolo del coronavirus es considerado un grave incumplimiento al artículo 205 del Código Penal, y tiene una pena que va de 6 meses hasta dos años en prisión.

“En algún momento lo vamos a encontrar. Ni su familia ni su novia dicen haberlo visto”, dijo Eduardo Algaba, el jefe de la distrital Sur del Ministerio de Seguridad de Mendoza.

Ningún confinado podía salir de la habitación, recibían cuatro comidas al día que eran dejadas en la puerta de la habitación. Debían tomarse la temperatura todos los días cada cierto tiempo.

Un médico del sistema sanitario del estado mantenía contacto con los confinados para hacer seguimiento y saber si habían presentado algún síntoma de COVID-19.

El encierro era radical, nadie podía salir o verse con algún familiar, cada quien era responsable de la limpieza de la habitación incluyendo el baño privado.

“Lo hemos buscado en la casa de la novia y en el domicilio de su familia, pero no estaba. Calculo que no va a tardar mucho en aparecer porque le conviene”, dijo el jefe policial.

El personal del hotel advirtió la situación cuando el joven no respondió al llamado a la puerta para recibir la comida. Con otra llave abrieron la habitación y descubrieron que se había fugado.

Aunque solo le quedaban cuatro días para regresar a su casa, algo lo motivó a escapar para convertirse en un prófugo de la justicia.

Finalmente, Facundo se puso a disposición de la Justicia e inmediatamente fue sometido a un hisopado para descartar coronavirus, prueba que también le hicieron a su familia.

La policía confirmó que este joven quedará imputado por su falta grave. Comparte esta noticia, y déjanos saber qué opinas de lo que hizo Facundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!