Lo sorprendieron robando y decidieron castigarlo con una marca que le durará para siempre

Existen esos días en los que muchas veces quisieras no haber despertado. Este es el caso de un adolescente, que no sólo quedará marcado por una mala acción sino por el castigo que quisieron dejar en su frente de por vida.

Un artista de tatuajes de San Paulo – Brasil, y su vecino fueron detenidos por la policía el pasado viernes acusados de causarle serias torturas psicológicas y físicas a un adolescente de 17 años, al que acusaron de intentar robarles una bicicleta. Le escribieron esto en la frente:

Soy ladrón y perdedor.

Ronildo Moreira de Araujo, de 29 años, quien se dedica al negocio de los tatuajes, y su vecino, Maycon Wesley Carvalho dos Reis, de 27 años, fueron arrestados en “flagrancia por tortura” y permanecen bajo arresto por orden de una jueza.

El momento en que tatuaban al joven fue grabado con el teléfono móvil de Maycon, quien compartió el video por las redes sociales, tras lo cual se viralizó rápidamente.

El adolescente estaba desaparecido desde el 31 de mayo y los familiares lo reconocieron cuando también recibieron el video en que está siendo tatuado en la frente.

En las imágenes se ve al adolescente aterrorizado y no reacciona a las provocaciones del tatuador y su vecino. En un momento, uno de ellos dice: ” va a doler, va a doler”. En otro momento ellos le preguntan qué se quiere tatuar y le obligan a responder: “ladrón.”

Así, este “ladrón” adolescente es humillado después de que un hombre que hace tatuajes lo atrapara y dejara marcada su frente para siempre.

El artista, Maycon Wesley, de Brasil, acorraló al adolescente, quien supuestamente había les había robado una bicicleta.  Lo sentó en una silla y burlándose de la víctima grabó una a una aquellas palabras que quedarán en su rostro de por vida, recordándole al mundo su condición de ladrón y “perdedor”.

VER TAMBIÉN:  La emotiva historia de Hope, la bebé que logró sobrevivir al huracán Harvey

Las palabras completas, escritas en portugués son: “Eu sou ladrão e vacilão”.

Con el video en las manos, sus familiares pusieron la denuncia en la policía, ya que se trataría de un atropello a un menor de edad.  Rápidamente activaron la búsqueda del joven, quien al parecer tiene problemas de drogas y no estaría gozando de sus facultades mentales.

La policía arrestó a Wesley y su amigo, Ronildo Moreira de Araujo,  cuya voz se oye en el video y los familiares los acusaron de tortura.

Ambos,  Wesley y Araujo, dicen que el chico desapareció después del incidente y que lo liberaron, pero que no saben de su paradero.

Después de viralizarse este video, se ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para recaudar fondos que se destinarán a retirar el tatuaje del rostro del menor.

Si un menor de edad comete un delito, existen los causes legales adecuados para que pague por su culpa.  Pero lo que es reprochable es que unos adultos tomen la justicia por su propia mano, torturando y humillando a un menor de esa forma.

¿Y a tí qué te ha parecido la reacción de estos adultos? Comparte tu opinión con tus amigos.

 

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!