Hombre de 36 años recibe por primera vez una multa por acosar verbalmente a mujeres en la calle

Son miles las mujeres en el mundo entero que son víctimas de violencia de género, ya sea en su entorno laboral, como al interior de la vida familiar y en las relaciones sociales… Y hasta en la calle.

Algunos países tienen sistemas judiciales deficientes donde las agresiones al colectivo femenino, ya sea física o verbalmente, no tienen repercusión alguna y los agresores siguen repitiendo las mismas acciones de generación en generación, sin que recapaciten sobre su comportamiento machista.

Gran cantidad de los acosos que sufren las mujeres no son sólo físicos, sino sobre todo verbales. Y la mayoría son los famosos piropos o acosos callejeros que sufren por el solo hecho de ser mujeres y poseer ciertos atributos en su cuerpo que llama la atención de los hombres.

Y aunque ciertas legislaciones ya habían dado pasos en considerar tales agresiones callejeras como sujetas a ser sancionadas, finalmente en Holanda un hombre de 36 años por primera vez ha sido multado por acosar verbalmente a una mujer en la calle.

El incidente callejero tuvo lugar en la ciudad de Róterdam.

En algunas ciudades de Holanda ya se había aprobado el hecho de penalizar groserías con contenido sexual dirigidas a mujeres en las calles, por lo que la multa a la que se tiene que enfrentar este hombre es la primera de estas características y ha asentado un gran precedente.

La ley vigente penaliza silbidos ofensivos, insultos, intimidación o groserías en las calles.

Según los informes, el hombre juzgado habría emitido comentarios con contenido explícitamente sexista a mujeres en la calle:

“Hola chicas. Sois muy guapas. ¿Qué hacéis?”. “Cielo ¿ya te vas? Quédate un rato conmigo”. “Preciosa, eres muy atractiva”.

Durante el juicio se dijo que el hombre habría seguido a las chicas hasta sentarse junto a ellas, para después de decirles una serie de “piropos”, lanzarles besos con la mano.

El sujeto, por su parte, dijo que “sólo eran cumplidos” y que “no sabía que eso era un delito”. Además, alegó que al encontrarse soltero, estaría buscando novia y que eso le habría llevado a tratar de buscar otro tipo de trato con las chicas que vio pasar.

La ley tipifica que este tipo de “cumplidos” totalmente fuera de tono, no sólo son sancionados cuando se lo hace en contra de mujeres; también se incluyen a homosexuales y transexuales y contempla una multa de 200 euros que el sancionado no deberá abonar si no reincide en los próximos 2 años.

Las multas pueden llegar a los 4.000 euros y también se contemplan penas de cárcel.

La Universidad Erasmus, por su parte, dirigió una investigación que involcuró a 1.200 mujeres entre 18 y 45 años. Y el 94% dijo haber sido objeto de intentos de acercamiento no deseados de tinte sexual.

El detalle de las respuestas reflejaba desde silbidos o cumplidos fuera de lugar, insultos (como zorr* o put*) y comentarios sobre su aspecto o peticiones directas de sexo. En algunos casos, citaron tocamientos e incluso asaltos.

EP

Esperamos que esta sanción sea de verdad un precedente para que otros países sigan el modelo de Holanda y se ponga un alto a las agresiones verbales en la calle a las que constantemente están sujetas especialmente las mujeres.

¿Qué te parece? Comparte tu opinión en los comentarios.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!