Descubre una vieja lápida en el bosque, mira las letras de cerca y no puede contener la emoción

Sid Saunders es un fotógrafo que daba un paseo por un bosque en Inglaterra cuando de repente estuvo a punto de caerse tras tropezarse con algo duro que no se esperaba. Pensó que se trataba de un tronco de madera, pero cuando lo vio de cerca se dio cuenta que era una lápida pequeña llena de musgo.

Saunders vio que estaba muy sucia y al sentirse atrapado por la curiosidad, decidió limpiarla.

Cuando comenzó a quitar todo el musgo, descubrió unas letras que despertaron más su curiosidad aún.

Entonces vio que no era una sepultura cualquiera, era una lápida dedicada a alguien fallecido nada más y nada menos que en 1882.

“En memoria del pequeño” Duchie”, leyó Sanders.

“Nacido en 1869. Muerto en diciembre 1882″, decía la lápida junto a la sorprendente imagen de un conejo.

”Quedé muy sorprendido y en shock. Cuando vi el pequeño grabado de un conejo pensé que probablemente se trataba de un conejo holandés”.

El conejo holandés tiene tradición en Inglaterra de haber sido mantenido como mascota y tiene un color caracterísitico.

Con amor, seguridad y buena comida los conejos pueden llegar a tener unos 10 años o más.

Sanders hizo el tierno descubrimiento de que Duchie había vivido 13 años y seguramente era un miembro muy amado de la familia. Quizás por eso quiso dedicarle una lápida para recordar a su mascota por siempre.

”Tiene que haber tenido una muy buena calidad de vida, ya que vivió tantos años”, dice Saunders.

“La tierra donde Duchie fue enterrado ha sido parte de propiedad privada desde el siglo XIX”, declara Saunders.

VER TAMBIÉN:  Le pidió una selfie a Keanu Reeves, no le gustó cómo salió y él le dio una segunda oportunidad

Lo más probable es que el conejo haya vivido con sus dueños en estas tierras, y aunque ahora ya es un terreno que tiene muchas rutas de senderismo, nadie nunca antes había descubierto la lápida de Duchie.

Aunque no se sabe a ciencia cierta cuál fue el motivo que llevó al dueño de Duchie a enterrarlo allí, algo cierto es que tuvo todo el cariño de su familia.

Muchos amantes de los animales se han conmovido con esta historia al saber que el amor por estas criaturitas no es algo propio de esta época, sino que ya 130 años atrás existían personas que trataban a sus mascotas como debe ser, convirtiéndolos en un miembro más de la familia.

Facebook

Es grandioso que este fotógrafo haya descubierto la lápida de Duchie y hayamos podido conocer esta tierna historia. Si piensas que todos los animales se merecen el mismo tributo, no dudes en compartirla con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!