Hombre de 56 años con Alzheimer precoz se enamora de nuevo de su esposa y le pide matrimonio

Desde que Peter Marshall, un hombre de 56 años diagnosticado con Alzheimer precoz, y su esposa Lisa, se casaran por segunda vez, cientos de miles de internautas en el mundo entero han quedado verdaderamente tocados con su maravillosa, y a la vez, sobrecogedora historia.

Peter y Lisa son una pareja de Connecticut que llevaban 12 años juntos

Fue en el año 2018 cuando Peter, al no recordar los nombres de algunos objetos de uso común, y tras varios exámenes neurológicos, recibió la devastadora noticia de su enfermedad.

Definitivamente, era demasiado pronto para padecer un trastorno así. Pero tristemente, es más común de lo que imaginamos. Solamente en Estados Unidos, cada minuto una persona es diagnosticada con Alzheimer.

El Alzheimer precoz afecta a personas de entre 30 a 60 años, que equivale al 10% del total de personas que lo padecen

Fue cuestión de semanas para que Peter empezara a olvidarlo todo, incluyendo que la mujer que tenía al lado era su esposa. Sin embargo, Lisa, de 52 años, permaneció fiel, junto a su marido, ayudándolo, asistiéndolo en todo momento, y amándolo.

Por su lado, Peter sabía que tenía una esposa, a la que amaba mucho, pero no la recordaba ni a ella ni que se habían casado. Pero un día estaban juntos viendo una boda en la televisión, cuando le vino un momento de lucidez extraordinaria y le dijo:

«Hagámoslo».

Lisa se quedó sin saber qué responder. Y al respecto, recuerda:

«Dije, ‘¿Hacer qué?’ Y señaló en la televisión la escena de la boda y le dije: ‘¿Quieres casarte?’ Dijo que sí y tenía una gran sonrisa en su rostro. Él no sabe que soy su esposa. Solo soy su cuidadora favorita».

Fue así como Peter, sin tener un solo recuerdo de su esposa, volvió a enamorarse perdidamente de la misma mujer. Y Lisa no podía sentirse más conmovida al casarse doblemente con el amor de su vida.

«Peter se enamoró y eligió dos veces a la misma, soy muy afortunada», dijo Lisa.

Como la hija de Lisa, Sarah Brehant, se dedica a la coordinación de bodas, le pidió que lo preparara todo cuanto antes. Pero al enterarse de la preciosa historia de amor, todos los proveedores decidieron no cobrar un solo dolar, y en su lugar donarían a la investigación y la cura del Alzheimer.

Peter y Lisa renovaron sus votos matrimoniales en una emocionante ceremonia que hizo llorar a todos de principio a fin

La ceremonia fue presidida por Adrianne DeVivo, una profesional especialista en demencia.

«Fue tan perfecto. No podría haber soñado con un día mejor. Fue tan mágico», dijo Lisa. «No recuerdo haberlo visto tan feliz durante tanto tiempo. Estaba tan feliz».

Todos los invitados vivieron momentos realmente emotivos, especialmente por la devoción con que Peter miraba a Lisa, y la felicidad que lo invadía. En otro momento, Lisa recuerda que se le acercó a susurrarle algo en el oído y con la voz quebrada le dijo:

“Gracias por quedarte conmigo», algo que Lisa no puede repetir sin que se le derramen unas cuantas lágrimas.

La enfermedad de Peter progresa rápidamente, y aunque han pasado pocas semanas desde que Peter y Lisa reafirmaron su compromiso matrimonial, él ya lo tiene borrado. Probablemente sea un día que nunca más lo recuerde, pero que sin duda Lisa nunca olvidará.

Sin embargo, aunque el Alzheimer le ha robado la mayoría de los recuerdos, lo que no ha olvidado es cuánto ama a su esposa, incluso sin saber su nombre.

Historias de amor verdadero como estas se escuchan pocas veces en la vida. Compártela con todos tus amigos y ayudemos a crear conciencia sobre esta dura enfermedad.