Hallan un tesoro de 1.100 años de antigüedad en perfecto estado dentro de una vasija

Un grupo de jóvenes que se ofrecieron como voluntarios para participar en una excavación arqueológica hicieron un importante hallazgo.

El hecho ocurrió en el centro de Israel, encontraron 425 monedas de oro en perfecto estado en el interior de una vasija que fue enterrada hace 1.100 años.

El hallazgo está relacionado al período islámico temprano, en la época en la que la región de Israel formaba parte del Califato abasí, que se mantuvo entre los años 750 y 1258 de nuestra era.

Encontraron 425 monedas de oro de 24 kilates que pesan en total 845 gramos, ellas representan una importante suma de dinero en la época en la que fueron enterradas.

“El tesoro se enterró en una vasija de barro con las 425 monedas en su interior, la mayoría del período Abasí. La persona que lo enterró hace cien mil años, debió haber esperado recuperarlo, e incluso cerró la vasija con un clavo para que no se moviera”, dijeron Liat Nadav-Ziv y Elie Haddad, los arqueólogos que estaban a cargo de la excavación por medio de un comunicado.

Resaltaron que encontrar esa cantidad considerable de monedas de oro era extremadamente raro.

“Casi nunca las hallamos en excavaciones arqueológicas. Dado que el oro siempre ha sido extremadamente valioso, se derretía y se volvía a usar, de generación en generación. Estas monedas están hechas de oro puro, por lo que no se oxidan con el aire, se han hallado en una condición excelente, como si se hubieran enterrado ayer”, agregaron los arqueólogos.

De acuerdo con los expertos, el hallazgo del tesoro es un indicador del comercio internacional que se producía en esta zona y en otras áreas más remotas.

Un experto en monedas de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Roberto Kool, dijo: “es extremadamente poco habitual encontrar tesoros del período Abasí en excavaciones hechas en Israel, especialmente en monedas de oro. Este, de finales del siglo IX a. C, es uno de los más antiguos que se han encontrado”.

El valor del tesoro sería el equivalente al de una casa de lujo en una ciudad del califato del siglo IX, según lo que dijo Kool en el comunicado sobre el hallazgo.

Según el experto, entre las monedas que estaban en el interior del tesoro, había dinares de oro completos y además, 270 recortes de oro, que son piezas de dinares cortados para servir como cambio chico.

Después del año 850 a. C, desaparecieron de forma repentina las monedas de bronce y cobre, así que empleaban para el intercambio comercial los cortes de monedas de oro y de plata.

Las imágenes han dado mucho de qué hablar en las redes, comparte este interesante hallazgo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!