Hallan al héroe senegalés que todos buscaban tras salvar a un hombre enfermo de las llamas

Una comunidad entera de vecinos rogaba máxima difusión del gesto del héroe senegalés que salvó de un destino mortal a un hombre de movilidad reducida de 39 años de edad.

Tras su rápida y heroica respuesta, como si se tratara del mismo Superman, desapareció sin dejar rastro y muchos pidieron encontrarlo «solo para darle las gracias».

Los hechos sucedieron el pasado 6 de diciembre al medio día en el número 7 de la calle Port, en Dénia, Alicante (España)

Sólo se sabía su origen pero no su identidad, desde entonces buscaban saber de su paradero.

La situación de peligro se desencadenó debido a un incendio en la planta baja de una vivienda en el primer piso. Ahí se encontraba el vecino enfermo que para mover se se vale de un andador. De pronto, una vecina logró escuchar sus débiles gritos de auxilio pidiendo ayuda. Percibió el olor a humo y se quedó atónita al asomarse a la ventana y ver que salía una abundante humareda negra del balcón de la casa de Álex.

Ya había tragado mucho humo, así que llamó al 112. Mientras, los vecinos trataron de acceder sin éxito. Dos de ellos derribaron la puerta de la vivienda pero no lograron llegar donde él se encontraba puesto que las llamas les cerraban el paso.

En ese preciso momento como enviado del cielo apareció el desconocido «ángel senegalés» y, sin dudarlo, trepó por la fachada hasta el balcón de la primera planta.

Los vecinos aseguran que lo han visto trabajar durante el verano en el mercado de artesanía del puerto, pero reside en la localidad de Gandía (Valencia)

Para el héroe, el humo no supuso ningún problema. Se las arregló para tomar en brazos a Álex y con la misma agilidad con la que había subido, descendió. Ya con la ayuda de una escalera que colocaron los vecinos bajaron al hombre enfermo, que no llegó a perder el conocimiento, pero se veía que había tragado humo y sufrido quemaduras; por lo que una ambulancia lo llevó al hospital de Dénia.

Luego fue trasladado al hospital de la Fe, en Valencia, donde se recupera y está fuera de peligro.

Seguido de eso el senegalés entró en una vivienda de una mujer para lavarse las manos y sin más, se fue. «Se ha marchado y casi no le hemos podido dar las gracias. Ha sido muy valiente, un héroe», decían los vecinos.

«Hizo un acto heroico con mucha naturalidad y merece un reconocimiento público”, había declarado el concejal de Seguridad, Javier Scotto.

Afortunadamente, después de que esta historia tocó el corazón de tantos, finalmente han podido encontrarlo. Se trata de Gorgui Lamine Sow, un inmigrante senegalés de 20 años que no tiene papeles y que efectivamente trabaja de vendedor ambulante de artesanía.

Gorgui vive con su compañera Gana Gadiaga y su bebé de 7 meses, Ndye, en una habitación alquilada en Gandía.

Todos los días los tres cogen el autobús y acuden a Dénia.

«El corazón me dijo que tenía que salvar a esa persona de las llamas. No lo pensé. Había una persona dentro y tenía que sacarla», declaró el héroe.

Finalmente, los vecinos han podido hoy darle las gracias y las autoridades han revelado que será uno de los homenajeados en el día de la Policía Local de Dénia, el próximo 20 de diciembre.

Nadie conocía el nombre de este héroe, hoy todos saben su nombre y se lo agradecen de corazón. Esperamos que su destino cambie de verdad, lo justo sería que le ayuden a legalizar su condición, ¿no lo crees? ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!