Hallan a la mujer que presuntamente desapareció del hospital a punto de dar a luz

Esta mañana se difundieron por las redes sociales imágenes de Mariana Liye Redondo Virgen, una joven mexicana de 23 años de edad, que presuntamente habría desaparecido del hospital a punto de dar a luz.

La información divulgada hablaba de que Mariana desapareció del Hospital de la Mujer de Ciudad Juárez, en Chihuahua, según la denuncia de sus familiares.

La mujer habría ingresado el pasado martes a la 1 de la tarde, al hospital que queda ubicado sobre la avenida Paseo Triunfo de la República, del barrio Partido Romero. Y desde entonces toda su familia acudió a las redes pidiendo ayuda para encontrarla, sin que se supiera nada de su paradero.

Al ver que no había rastro de la joven, sus familiares aseguran haberse acercado al hospital a las 8 de la noche del mismo martes, para hablar con las autoridades. Pero se quedaron de una sola pieza al descubrir que en realidad no había ninguna persona registrada con ese nombre.

Cuando revisaron las cámaras de vigilancia del hospital, los familiares pudieron comprobar que Mariana salió del centro hospitalario en una silla de ruedas y por la puerta del sótano.

Ese día Mariana vestía una sudadera color rosa palo y mallas negras.

Los suegros de Mariana fueron quienes la habrían llevado al hospital, quienes aseguran que la vieron por última vez en la sala de espera. Luego asumieron que había sido ingresada por las labores de parto.

Las autoridades del hospital ofrecieron a la familia todos los videos de vigilancia y hasta la 1 de la madrugada permanecieron observándolos sin lograr identificar que hubiera algún indicio de que la joven hubiera sido secuestrada por alguien. Seguido de eso pusieron la denuncia de su desaparición en la Fiscalía.

Jorge Nava López, fiscal de la zona Norte, asegura que percibió muchas incongruencias entre las declaraciones del hospital y las de la familia de Mariana.

Al medio día del miércoles, una nueva información reveló el FEM (Fiscalía Especialziada de la Mujer), en la que indicaba que Mariana se habría puesto en contacto con su familia confirmando que estaba bien, fuera de peligro. Pero hasta que el Ministerio Público no se entrevistara con ella no se podía retirar el «reporte de ausencia».

Hasta que la mañana de este jueves, la propia joven se presentó en el FEM para retirar el mencionado reporte porque un amigo le habría insistido que dado el revuelo generado era justo que fuera para que se cerrara el caso de su búsqueda.

Sin embargo, cuando se le hicieron las pruebas médicas correspondientes, los informes revelaron que no está embarazada, ni tenía indicios de un embarazo reciente; incluso está en óptimas condiciones de salud, según reportó el FEM.

Se desconoce por qué desapareció, pero su esposo asegura haberla visto embarazada aunque ahora no quiere ver ni hablar con nadie.

Y hay fotos que revelan que estuvo presente en su propio baby shower.

Un caso que parece sacado de película, es lamentable que se inviertan recursos y tiempo a sucesos de este tipo cuando la justicia debería estar enfocándose en casos de desapariciones reales. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!