Hacen llorar al abuelito que trabaja de sol a sol limpiando en un McDonald’s

Resulta indignante, pero muchos países no toman las medidas necesarias para garantizar una vejez segura y tranquila para los miles de abuelitos que tanto lo necesitan.

Algunos trabajan muchísimo durante toda su vida y cuando finalmente optan por una jubilación reciben tan poco que a duras penas tienen para cubrir su alimentación.

Cada vez son más las personas de la tercera edad que toman la difícil decisión de volver a trabajar.

Puede que no tengan la misma energía de hace algunos años, pero necesitan buscar el sustento para poder cubrir sus necesidades.

Muchos abuelitos presentan una condición de salud realmente delicada y no cuentan con los medios para cubrir sus tratamientos médicos.

Este era el caso de un señor llamado Gregorio que todos los días se dedicaba a realizar la limpieza en un McDonald’s. Una mujer acudió al restaurante y quedó conmovida cuando vio a Gregorio.

Era mediodía y el sol resultaba realmente agotador para cualquiera que tuviese que trabajar al aire libre. A pesar de eso, Gregorio se dispuso a limpiar el estacionamiento.

Barría y recogía todos los desechos muy diligentemente. La joven grabó lo sucedido y acudió a las redes para pedir ayuda.

Ver a aquel señor trabajar de sol a sol le parecía muy injusto así que comenzó a recaudar fondos para poder brindarle la jubilación que tanto se merecía.

“Todavía existen personas que se interesan por ayudar al adulto mayor. Él necesita estar en casa disfrutando los años que le quedan de vida”, comentó un internauta.

La publicación se volvió viral y en tan sólo un par de semanas, lograron recaudar más de 40 mil dólares para el trabador Gregorio.

La joven se encontraba muy emocionada por el maravilloso logro y acudió a McDonald’s para darle la bonita sorpresa a Gregorio.

El dedicado abuelito se encontraba algo cansado, pero dio unas palabras de agradecimiento a todos los que donaron un poco de dinero para apoyarlo durante su vejez. Lloró de emoción.

Esperamos que Gregorio pueda disfrutar de un merecido descanso y pase sus últimos años de vida de una manera cómoda y feliz.

“Muy bonito gesto. Gracias a todas las personas que se sumaron a esta noble causa”, agradeció un usuario en las redes.

En medio de tiempos tan difíciles, siempre es agradable encontrarnos con estas pequeñas anécdotas que nos recuerdan que todavía hay gente buena preocupada por ayudar a los más necesitados.

Gregorio es un hombre trabajador y merece una vejez feliz. Comparte esta historia para crear conciencia sobre la dura situación que enfrentan tantas personas de la tercera edad.