Lo que hizo esta pareja de jubilados para lograr el sueño de su vida ha conmocionado a todos

Debbie y Michael Campbell, de 61 y 71 años, dejaron Seattle, Estados Unidos, hace cuatro años para recorrer el mundo. Alquilaron y luego vendieron su casa, su auto, su barco y dejaron en un almacén todo lo que no cabía en una maleta.

Desde entonces han recorrido 68 países y 200 ciudades, han cogido alrededor de un centenar de aviones y han dormido en casi 150 pisos alquilados a través de la plataforma de alojamiento online Airbnb.

El viaje de Campbell como autoproclamado “nómadas sénior” comenzó cuando su hija Mary los visitaba en Seattle por Navidad. Mary notó una larga lista de países publicados en la nevera de la pareja que esperaban visitar durante su inminente jubilación.

Mary les propuso la idea; ir a visitar esos países, pero en lugar de gastar dinero en hoteles caros, el punto era encontrar alquileres vacacionales a corto plazo asequibles a través de Airbnb. Michael y Debbie estaban intrigados.

Michael, un ex promotor deportivo, y Debbie, una diseñadora gráfica, siempre fueron viajeros, incluso se mudaron de los Estados Unidos a Londres durante cinco años, cuando sus cuatro hijos eran jóvenes para experimentar la vida en el extranjero.

Después de meses de hacer muchos cálculos, la pareja determinó que la idea de Mary podría funcionar. “Nos dimos cuenta de que si tomábamos nuestros fondos de la Seguridad Social y jubilación y gastábamos ese dinero todos los meses para viajar y vivir en Airbnbs, podríamos gastar la misma cantidad que gastaríamos en nuestras mecedoras en Seattle“, dijo Michael.

A partir de entonces se embarcaron en un viaje de seis meses por Europa, quedándose exclusivamente en Airbnbs con un presupuesto nocturno de alrededor de $90. Michael fue registrando cada aventura en su blog “Nomads Senior” y redes sociales. Después de seis meses, regresarían a Seattle para reevaluar su plan.

VER TAMBIÉN:  El nacimiento de este bebé "embarazado" de su hermano gemelo ha desconcertado a todos

Pero solo pasaron tres meses y decidieron continuar con la aventura. Cuatro años después, Michael y Debbie siguen recorriendo el mundo, y no han abandonado su presupuesto.

A lo largo de su aventura, los Campbell han visitado las oficinas de Airbnb en Portland, San Francisco y Dublín, hablado en una conferencia de la compañía en París, y escribieron un manual para los anfitriones de Airbnb llamado “Your Keys, Our Home”.

El 22 de julio, pasaron su noche número 1.000 en una Airbnb en Estrasburgo, Francia, el mismo país donde comenzaron su viaje hace cuatro años.

La pareja es tan cuidadosa con sus gastos que han llenado más de una docena de cuadernos con recibos y registros de cada compra que han hecho. Su modo de transporte favorito es gratis pues les encanta caminar. “Hemos caminado un promedio de 8,000 pasos por día, una distancia total que equivaldría a caminar desde Seattle a Nueva York y viceversa” dice Michael.

Lo más increíble es que el presupuesto que tienen para cada día no los ha detenido a hacer las cosas que más les gustan. Michael es un fanático de los deportes, disfruta ver los partidos de fútbol y tiene anotados todos los equipos que vio: Real Madrid, Atlético de Madrid, Espanyol, Barça, entre otros.

Debbie, amante de la cocina y del arte, se dirige a los mercados de comida y galerías de la zona. Y juntos, toman caminatas y buscan conciertos gratuitos y asequibles.

La pareja dijo que el viaje continuo ha sido un cambio mental. “No estamos de vacaciones“, dijo Debbie. “Estamos viviendo nuestras vidas diarias en hogares de otras personas en otros países“.

Nomads Senior

Este es el sueño de muchas personas y ellos han trabajado duro para lograrlo, pero lo más importante es que han sabido administrar cada moneda para que la aventura no se detenga. esto es calidad de vida.

VER TAMBIÉN:  Lo que vas a ver es tan mágico que no creerás que es verdad... ¡Prepárate para sorprenderte!

Comparte esta nota si a ti también te gustaría viajar por todo el mundo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!