Hablan los mineros del rescate de Julen: “No somos héroes. Hicimos lo que pudimos”

Desde el 13 de enero comenzó el extraordinario despliegue para rescatar a Julen, más de 300 personas participaron en el operativo que captó la atención del mundo entero y generó una ola de solidaridad en Málaga y toda España.

El pasado sábado en la madrugada conocimos el trágico desenlace del rescate del niño de dos años que cayó en un pozo de 110 metros de profundidad, lamentablemente no ocurrió el milagro y a la 1:25 de la madrugada dos mineros y un guardia civil hallaron su cuerpo sin vida después de una incansable lucha contra todas las complicaciones que enfrentaron.

Un grupo de ocho mineros asturianos participó en la fase final del rescate, para llegar hasta el lugar donde se encontraba Julen.

Sergio Tuñón Iglesias, el director técnico de la Brigada Central de Salvamento Minero que participó en el rescate de Julen señaló que los brigadistas no se consideraban héroes.

“No somos héroes, simplemente hicimos nuestro trabajo”.

Se sintieron “desbordados” por la atención han tenido, pero su timidez no les permitió agradecer el reconocimiento que recibieron.

En una rueda de prensa Tuñón reconoció que los mineros se sintieron abrumados por el protagonismo que tuvieron en los medios de comunicación y en la población. Confesó que “les desbordó en varios momentos. Nos pilló en contrapié tanta repercusión”.

El director de la brigada extendió el reconocimiento a la labor de todos los integrantes del operativo, resaltando que alcanzaron “hitos técnicos”, aseguraron que estaban dispuestos a hacer todo lo posible porque no podía haber una mejor causa.

“Hicimos nuestra labor de la mejor manera posible”, comentó que se sintieron confortados cuando estaban bajo tierra cumpliendo la labor que les correspondía después de prepararse durante horas trabajando en conjunto con la Guardia Civil.

“Nos hubiera gustado otro desenlace; hicimos lo que pudimos y trabajamos lo mejor que sabemos”, afirmó Tuñón.

Asimismo, reconoció que el operativo de rescate fue muy diferente a las que estaban habituados por tratarse del rescate de un niño. Casi todos los mineros son padres así que el compromiso que tenían sobre sus hombros tenía mayor carga emocional. “Julen era el hijo de todos”.

“Es un recuerdo que no se nos va a borrar. Estaremos siempre agradecidos. El desenlace nos deja un sabor muy amargo, porque no te sientes al cien por ciento útil”, agregó.

Los miembros de la brigada de mineros manifestaron sus condolencias a la familia, expresaron que no pudieron visitar el tanatorio porque se los impedía su itinerario de viaje para regresar a Asturias.

Resaltó que los brigadistas intentarán descansar y recuperarse en la intimidad. “Esperemos que no vuelva a sonar el teléfono y seguir en formación continua para dar continuidad otros tantos años a la Brigada”.

LV

Gregorio Rabanal Martínez, presidente del Grupo Hunosa, resaltó el orgullo de la entidad pública por la Brigada de Salvamento Minero.

La extraordinaria labor de los mineros se ha ganado la admiración y gratitud de todos, a pesar de que su humildad prevalece y les incomoda que sean reconocidos como héroes se han ganado ese título por su entrega y esfuerzo para salvar a Julen. Comparte sus declaraciones.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!