Habla la madre de los tres niños sorprendidos saltando de una ventana a otra en un noveno piso

La Policía Local de Gijón (España), fue alertada el pasado viernes del riesgo que corrían tres menores después de que se los viera jugando mientras saltaban de una ventana a otra en un noveno piso.

Los pequeños tenían 9, 5 y 3 años de edad y estaban solos cuando fueron sorprendidos en su peligroso juego.

Fue una vecina de la Avenida de la Constitución quien notificó a las autoridades y los efectivos, tras revisar las cámaras de seguridad de tráfico, se quedaron estupefactos al presenciar con sus propios ojos cómo uno de los pequeños saltaba de una ventana a otra del alto edificio, poniendo su vida en el más grave peligro.

Los hechos sucedieron en las Torres Sedes, ubicadas en el barrio de Pumarín.

Inmediatamente, personal de la Policía Local y del Cuerpo de Bomberos se trasladaron al domicilio para velar por la seguridad de los menores, una vez que vieron que no había vidas que lamentar procedieron con las investigaciones para identificarlos.

Pudieron constatar que los niños estaban solos en casa y su madre se presentó al cabo de un rato alegando que se encontraba trabajando pero que los había dejado al cuidado de alguien. Sin embargo, no había rastro de la supuesta cuidadora.

Después del inquietante hecho, el informe de la Policía de Gijón reveló que los niños permanecen en «situación de riesgo», motivo por el cual han remitido todas las actuaciones tanto del estado en el que se encontraban ese día los pequeños como del interior de la vivienda, a la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, para que se investigue a fondo.

A su vez, la Fundación de Servicios Sociales del Ayuntamiento iniciará un expediente para comprobar la situación de los menores.

Una vez que se concluya la investigación, se verá si se facilita algún tipo de apoyo a la madre en caso de que sea cierta su versión, o en su defecto se le retirará la potestad si se comprueba que hubo un «abandono de menores».

Los hechos tienen el agravante de que la tía de los pequeños, Laura García, ha hecho graves acusaciones en contra de su hermana por presuntos malos tratos en contra de sus sobrinos.

«Se acabará demostrando que esa cuidadora jamás existió. Desde hace tiempo los deja solos en casa. Su hija mayor, que vive con su padre, no quiere saber nada de ella porque me dijo que los trataba mal a todos. Guardé todos sus mensajes, están en manos de la Policía», aseguró Laura.

Ante tales acusaciones, la madre implicada sostiene que todo lo que dice su hermana es falso, y que lo ha dicho por problemas y resentimientos personales del pasado.

«Nunca antes habían salido así a las ventanas y yo había contratado a una cuidadora. Les dijo que se iba a comprar una cosa y los dejó solos; después debió de ver la que se lió y ahora no hay forma de contactar con ella», afirma por su lado, la madre.

«Mis hijos está bien, una sacó todo sobresalientes, la otra es brillante según su profesora. No creo que los niños que tienen malos tratos sean tan despiertos como los míos. Sé que tengo que dar explicaciones y que se me viene una muy gorda, pero demostraré que lo de ayer fue algo que nunca antes había pasado», concluye.

Un polémico suceso que ha levantado una ola de reacciones en la redes, y que no deja de estremecernos al pensar que pudo haber tenido un trágico final. ¿Tú qué piensas de las declaraciones de la mujer, le crees? Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!