Habla la madre de los gemelos diferentes a quien le aconsejaron interrumpir su embarazo

El nacimiento de un bebé siempre es una excelente noticia para cualquier mujer, pues una madre no distingue entre razas, color o tamaño. Para una mamá lo más importante es que el pequeño esté sano.

Por esa razón, para la fotógrafa nigeriana-canadiense Judith Nwokocha sus pequeños gemelos son más que una bendición, a pesar de lo extraño que puedan parecerle a muchos.

El embarazo de Judith estuvo lleno de sorpresas y sobresaltos, pero no fue hasta el nacimiento que la madre descubrió un gran misterio entre sus tesoros.

A simple vista los hijos de Judith son bastante diferentes.

El hijo varón Kamis, tiene su piel oscura, así como su cabello y el color de ojos. Muy diferente a su hermana gemela Kachi, quien es tan blanca como la nueve y cuyo cabello parecen rizos de oros.

Judith recuerda que no supo que serían gemelos hasta la segunda ecografía pero esa no sería la única sorpresa que le darían los médicos durante la gestación.

«Recuerdo que fui a mi primer chequeo médico cuando me dijeron ‘tendrás un bebé’ y dije ‘no, voy a tener dos’, lo sabía, sin duda.

La segunda exploración reveló que tendríamos gemelos. Me dijeron que los gemelos podrían tener síndrome de Down«, explicó Judith

Durante la gestación, esta madre tuvo que lidiar con la idea de que sus pequeños vendrían al mundo con una condición especial. Pero aún y con las recomendaciones de los médicos, ella decidió seguir adelante y llevar su embarazo a término.

Judith confiaba en que todo saldría bien con sus gemelos, pese a que los especialistas advirtieran todos los riesgos y la posibilidad de que una de las criaturas no lo lograra.

La pequeña Kachi dejó de crecer durante las primeras semanas de gestación, pero pese a los riesgos logró salir adelante.

“A las 7 semanas, Kachi siempre estaba atrás, era muy pequeña, dejó de crecer, recuerdo que los médicos me dijeron que tal vez no lo lograra, estoy muy agradecida de que lo haya hecho”, dijo la fotógrafa.

Judith se sorprendió al ver a sus bebés pues para ella no sólo eran las criaturas más hermosas, sino que no asimilaba que esos niños tan diferentes fuesen realmente suyos.

“Ella inicialmente no lloró, me preocupó cómo estaría su salud. Al verla me sorprendió, pensé que me habían entregado el bebé de otra persona, no creía que fuera mía”.

Para Judith, sus hijos son perfectos y siente que los médicos la estresaron “por nada”.

Por fortuna, Kachi no sufre ninguna condición grave, simplemente es una niña albina que atrae la mirada de muchos cuando está en la calle. Solamente tiene una piel y vista bastante sensible pero en general es una pequeña bastante sana.

“Me alegré de que fuera perfecta, ambos estaban sanos y me hicieron estresar por nada. Aparte del hecho de que ella es de un color diferente, se ve exactamente como yo», dijo Judith.

Los gemelos perfectos de esta fotógrafa llevan una relación como la de cualquier par de hermanos y actualmente tienen una cuenta especial en Instagram que tiene miles de seguidores y la cual es administrada de forma personal por Judith.

En este perfil hay imágenes bastante divertidas de Kamis y Kachis y cada una de ellas se nota la diferencia entre uno y otro niño pero sus rasgos físicos no pueden marcar ninguna particularidad en la inmensidad del amor que los une.

En esta ocasión los pronósticos médicos resultaron equivocados y Judith disfruta de sus hermosos hijos que crecen sanos y llenos de atenciones.

Sin duda en las particularidades de cada persona está el verdadero valor de la humanidad, comparte la historia de estos hermosos gemelos y envíales tus bendiciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!