Habla la enfermera que se ve obligada a hacer un largo recorrido en bicicleta para trabajar

En tiempos de coronavirus los médicos juegan un rol importantísimo. Su vocación, responsabilidad y entrega han sido decisivas para luchar contra la temible pandemia.

Así quedó evidenciado en un vídeo compartido en las redes sociales, donde una obstetra peruana se vale de cualquier medio para trasladarse a su trabajo.

Yoshida Irina Eto Aymar es una obstetra asistencial de 46 años con experiencia de 21 en su profesión, también es docente en la Universidad los Ángeles de Chimbote.

La galena vive en Catacaos, una linda ciudad turística de Piura, pero debe trasladarse diariamente al centro de salud ubicado en San Pedro donde trabaja desde hace tres años.

Siempre se ha caracterizado por su compromiso con los pacientes, y ahora con la pandemia la movilidad a los sitios de trabajo se complica. Trasladarse en transporte público aumenta el riesgo de contagio, del cual debe cuidarse.

El aislamiento social es la medida conveniente y ampliamente utilizada en estos tiempos, pero Yoshida no puede quedarse en casa como todos, debe acudir sin falta a atender a sus pacientes.

Una mujer en estado de gravidez o una parturienta no pueden esperar, por eso es necesaria su presencia en su trabajo.

“Nosotras, las obstetras, hemos asumido un compromiso en esta lucha de la pandemia del COVID – 19, porque nosotros atendemos a un grupo vulnerable de personas que son mujeres en edad fértil, gestantes y del niño por nacer”, dijo la mujer.

Y justo el viernes santo, la doctora estaba en el cementerio de Catacaos esperando algún vehículo para ir al centro de salud, pero no conseguía ninguno.

Se regresó a casa a buscar su bicicleta, y se puso en movimiento pedaleando como suele hacer en esos casos.

“En ese momento me encontraba esperando cualquier medio de transporte que me pudiera llevar hasta mi centro de trabajo, como no veía ningún vehículo transitando, decidí regresar a mi casa, para desempolvar mi bicicleta y pedalear”, agregó la voluntariosa mujer.

Lo que jamás imaginó es que alguien tomaría una fotografía del momento en que iba en plena acción ciclística, y la compartieron en las redes sociales.

Fueron cuarenta minutos de recorrido que la hicieron famosa, muchos internautas la consideraban una heroína, pero a Yoshida le parecía que no había hecho nada especial.

No he hecho nada extraordinario, simplemente pedaleé. Hay colegas en zonas extremas que hacen cosas mucho más sacrificadas para salvar la vida de mujeres gestantes y evitar muertes maternas y neonatales”, expresó la sencilla mujer.

Los allegados le dirigieron palabras de afecto y muchas felicitaciones por su acción, ella lo agradeció con respeto y cariño. Y no dejó pasar la ocasión para solicitar al gobierno central apoyo para los obstetras, que también necesitan equipos de protección personal.

También le recordó al pueblo peruano que deben permanecer en sus casas para evitar complicaciones mayores.

«Valoren el sacrificio que hace el personal de Salud, los obstetras, los médicos, los policías, personal del Ejército. Quédense en su casa, por favor», añadió la doctora.

Sin lugar a dudas es en situaciones difíciles, como las que se vive en los actuales momentos, cuando sale lo mejor de la naturaleza humana.

Es una heroína

Comparte con tus amigos y conocidos el hermoso gesto de esta médica peruana. Y animémonos unos a otros para resistir hasta que todo esto pase.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!