Habla el humilde albañil que fue engañado por WhatsApp con una falsa oferta de trabajo

En ocasiones podemos encontrar en las redes sociales ciento de publicaciones sobre empleos realmente soñados. En algunos prometen pagar una generosa cantidad si te mudas a un lugar remoto para poderlo habitar o, incluso, te llegan a pagar por viajar o comer determinados alimentos.

¿Quién no se mudaría  al fin del mundo si hay miles de dólares de por medio?

Pues recientemente se produjo un caso similar en Brasil que rompió el corazón de varios humildes desempleados. Un rumor difundido por las redes sociales esperanzó a muchas familias ante la posibilidad de un empleo que cambiaría su mala condición económica.

Una de las personas engañadas fue José Romildo Nascimento, un albañil de 55 años que no sólo llegó con entusiasmo al lugar sino que hizo varios sacrificios con la esperanza de un empleo.

Romildo tuvo que decidir con su esposa quién iría a la oferta de trabajo que habían recibido a través de su Whatsapp. El dinero escaseaba así que un vecino les prestó lo necesario para hacer el viaje pero la cantidad sólo alcanzaba para un pasaje.

Finalmente, fue él quien asistió a la “soñada entrevista”. Romildo caminó 30 minutos hasta la estación de Río Bonito, donde tomó el autobús que lo llevó a Niterói.

Él estaba preocupado por llegar a tiempo y quedar entre los primeros de la cola, tenía mucha ilusión pero al llegar al lugar su corazón se rompió.

La oferta era falsa pero él no había sido el engañado, decenas de personas llegaron al lugar atraídas por la supuesta inauguración de una sede del Sistema Nacional de Empleo (Sine-RJ), en la Avenida Feliciano Sodré, en el Centro de Niteroi.

El audio de WhatsApp  aseguraba que las entrevistas iniciaban en la mencionada dirección, el pasado viernes 16 de agosto. 

Además, una publicación de Facebook con la noticia aseguraba que habría 1.500 oportunidades de empleo.

“Cuando recibí el audio a través de WhatsApp, estaba muy feliz, pensé que podría volver a trabajar ahora. Separé todo bien. Guardé los documentos y elegí la ropa para no llegar tarde esta mañana” dijo Romildo.

El humilde albañil ha estado desempleado durante 14 meses. Además su esposa Conceição Abreu se encuentra sin empleo desde hace 2 años. La mujer de 55 años es técnico de laboratorio.

“Es triste, pero no me desanimo. Tengo fe en que todavía conseguiré un trabajo”, confesó Romildo.

Estos esposos tienen una hija de 15 años y un hijo mayor de 30 años con necesidades especiales. La familia “se las arreglan para vivir como pueden”, gracias a los ahorros de años.

Sin embargo, el fondo se está acabando y esto orillo a Romildo a acudir a la oferta de trabajo que le había hecho un desconocido.

Este hecho es realmente triste, pues así como la historia de esta familia hay muchas otras que sufren de desempleo y sus integrantes también fueron engañados con la falsa oportunidad.

Ante este tipo de situaciones es importante asegurarse de investigar la fuente de cualquier información antes de reenviarla o hacer ecos falsos de ellas. 

No seamos víctimas de engaños ni arruinemos las esperanzas de los demás. Comparte esta nota y ayuda a crear consciencia para que casos como este no sigan sucediendo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!