Habla el doctor que operó al niño de 10 años de un tumor más grande que su cabeza- «Pido perdón»

Emmanuel, el pequeño de 10 años al que el doctor Pedro Cavadas le extirpó un tumor craneoencefálico más grande que su cabeza ha muerto cuando abandonaba el país en un avión que se ha visto obligado a aterrizar de urgencia en el aeropuerto de Málaga.

El cirujano Pedro Cavadas ha extirpado a un niño africano de 10 años un tumor craneofacial no maligno que formaba una masa más grande que su cabeza y que, de no ser intervenido, le habría causado “una muerte en muy malas condiciones y relativamente pronto”.

El doctor aseguró que es uno de los tumores más grandes que ha intervenido. Resaltó que el menor llegó a Valencia, España con desnutrición, muy débil y con un problema de coagulación no diagnosticado que causaba sangrado en cada cura.

“Estaba condenado a una tener una muerte en muy malas condiciones y relativamente pronto”, aseguró el médico.

Emmanuel tenía un fibroma osificante gigante de base de cráneo y acudió a una entidad que tiene una clínica en el Congo, África que no podía someterlo a una intervención tan compleja. El tumor que tenía crecía tanto que le impedía ver y hablar.

La institución lo trasladó a la Fundación Cavadas en España donde fue atendido y operado. Tras la cirugía, el doctor aseguró que el niño podría tener una vida normal.

“Ahora por lo menos tiene cara”, dijo el médico, Emmanuel tenía muchas ganas de regresar a su país donde lo estaban esperando sus cinco hermanos.

Jules Mbulá, padre de Emmanuel, explicó que durante cinco años acudió con su hijo a muchos hospitales sin encontrar solución para el tumor.

“Siempre me preguntaba cuándo lo iban a operar”, dijo el padre del niño, quien agradeció al equipo del doctor Cavadas que le haya salvado la vida.

“No ha sido por azar, ha sido el plan de Dios”, dijo el padre del niño.

Tras dos semanas de estudios del caso de Emmanuel, que es raro y poco frecuente, planearon la operación, fue intervenido en dos ocasiones.

La primera cirugía, que duró diez horas, fue para extraer su maxilar, el área entre las órbitas oculares, el paladar y la parte interior de la boca, que reconstruyeron después de extirpar el tumor.

Tras ocho días, lo operaron de nuevo durante diez horas para hacer la parte intracraneal, quitar la base anterior y media del cráneo y reconstruírselo con parte de sus propias costillas.

“Con las dos cirugías pudimos quitar el tumor y reconstruirle”, dijo el doctor Cavadas, Emmanuel regresaría a su país donde le reconstruirían la nariz y le pondrían la dentadura.

Lamentablemente, el niño no logró llegar a su país para disfrutar de su nueva vida. El pasado viernes falleció cuando se iba de España en un avión que aterrizó de emergencia en Málaga.

El menor se sintió mal durante el vuelo y falleció. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Málaga, para ser sometido a la autopsia y así comprobar las causas de la muerte.

Pedro Cavadas, conocido como “el doctor milagros”, quedó devastado con la trágica pérdida.

“La noticia nos deja estupefactos, sin explicación posible de qué ha podido pasar”, informó además que conversó con el padre del niño y otros familiares.

“Les llamé para pedirles perdón por no haber conseguido devolverles a Emmanuel sano y salvo, y a pesar de su dolor, me devolvieron gratitud y consuelo por haber hecho todo lo posible por el niño”.

“Los éxitos son siempre del equipo, al que reconozco y felicito por su titánico y desinteresado trabajo con este niño, y los fracasos, si los hubo, son sólo míos”, dijo el médico.

El doctor Cavadas se había despedido de Emmanuel la tarde anterior a su viaje con el compromiso de verlo de nuevo en unos meses.

Aseguró que le costará mucho recuperarse de este suceso tan triste. “Todo apuntaba a un final feliz. Todas las muertes duelen, pero en pacientes de la Fundación duelen mucho más”.

El doctor expresó sus condolencias a la familia de Emmanuel y a quienes colaboraron para regalarle una segunda oportunidad en la vida.

Pido que me disculpen si he cometido algún error que no soy capaz de identificar. Descansa en paz Emmanuel. Lo siento tanto”, concluyó el doctor Cavadas.

El galeno ha ofrecido toda su colaboración a las autoridades a quienes ha aportado las imágenes del tumor y los informes médicos de Emmanuel para ayudar en la investigación y esclarecer la causa del fallecimiento.

Compartamos un mensaje de solidaridad con los padres del niño, sus hermanos y todo el equipo que colaboró para mejorar su calidad de vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!