Graban a un policía tras encontrar una mochila con 1.600 dólares de un humilde trabajador

Los agentes encargados del orden y la seguridad de las personas, los policías, deben ser hombres y mujeres honestos a carta cabal. El contacto dialéctico entre el orden y la libertad explica las relaciones, a veces difíciles, entre la policía y los ciudadanos. Por eso, para mejorar estas relaciones, necesitamos acciones éticamente aceptables de parte de la policía.

Existen muchos ejemplos de acciones solidarias y honestas emprendidas por estos funcionarios. Uno de ellos fue el hecho protagonizado por Norberto Sánchez, un policía de la Ciudad de México, quien se topó con una maleta contentiva de unos 30 mil pesos mexicanos, equivalentes a casi 1.600 dólares y la devolvió a su dueño.

Sánchez es miembro activo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México. Después de su encomiable acto de decoro, integridad y rectitud, será merecedor de un ascenso.

“Ante este hecho, por su acto de honestidad, el policía recibirá un ascenso en la escala de mandos”, dijo el titular de la Secretaría de Seguridad, capitán, Omar García Harfuch.

De acuerdo con la dependencia capitalina, la mochila fue dejada por error dentro de un baño público y, al Norberto revisarla encontró, además de la suma de dinero, una bolsa con mangueras.

Sin siquiera pensar en quedarse con el botín, de inmediato, Norberto se dedicó a buscar al propietario del maletín hasta por debajo de las piedras. Tras un intenso trajinar, logró corroborar su identidad y le regresó la maleta intacta, con todo su contenido.

“Nos sentimos muy orgullosos de contar con elementos de este calibre moral en nuestra institución. Que sirva de ejemplo a sus pares y a las nuevas generaciones que vienen entrando”, dijo el director del Departamento de Policía azteca.

Los más loable y destacable de la acción del oficial de policía, se puso de manifiesto al constatar que, el dueño del maletín era un joven quien aseguró que el dinero estaba destinado a comprar un tanque de oxígeno, y agradeció al oficial por su acto de honestidad.

García Harfuch, por su parte, también tuvo palabras de elogio para con su compañero y amigo Norberto, por demostrar lo que es realmente el verdadero rostro de la Policía, y se comprometió a que su ascenso será lo más pronto posible.

Norberto recibiendo un reconocimiento

La dependencia difundió un video en el que el uniformado relató que se encontraba por la calle Luis Moya, y al tener la necesidad de ir al sanitario fue a un mercado cercano. Fue allí donde vio la mochila, la revisó y encontró medicamentos, mangueras para un tanque de oxígeno, dinero, identificación oficial y una tarjeta bancaria.

También unos cuantos números telefónicos a los que llamó y le respondió la esposa del dueño del dinero. Así fue como se enteró de la situación y pudo devolverle la tranquilidad a la pareja. Posteriormente, regresó a su lugar de trabajo e informó a sus superiores del hallazgo.

Hombres como Norberto Sánchez son los que necesitamos para lograr una convivencia sana entre iguales, dentro de esa sociedad distinta y que tanto anhelamos todos. ¡Bravo, Norberto! Comparte esta historia con tus mejores amigos y seres más queridos.