Graban a 2 trabajadoras de un supermercado recreando una escena del Titanic ante la crisis

La risa es beneficiosa para la salud y sobran comprobaciones. El efecto desestresante que puede percibirse después de una buena dosis de carcajadas y buen humor es capaz de ser experimentado inmediatamente por nuestro cuerpo y mente.  

Creo que todos podemos estar de acuerdo en que la risa, en estos momentos aciagos que vive el planeta, puede ser nuestra mejor medicina. 

Hoy, en medio de la desolación causada a nivel mundial por la pandemia de coronavirus, lo más aconsejable es tratar de ver el vaso “medio lleno” y buscar el lado divertido de las cosas. 

Bonnie y Emer

En los supermercados, la gente se bate a duelo literalmente por un pedazo de papel higiénico, y esta situación caótica ha sido la inspiración de dos violinistas que decidieron parodiar la icónica escena de Titanicpara burlarse del pánico que genera la obtención de un rollo de papel higiénico. 

Ataviados con sendos trajes negros y chalecos fosforescentes de color naranja, el dúo musical conformado por Bonnie von Duyke y Emer Kinsella recreó el momento cuando los músicos de la banda se negaron a dejar de tocar, y se fueron con todo y nave hasta el fondo del océano aunque ya sabían el trágico desenlace.

Incluso, Von Duyke repite aquella famosa e infame frase tomada del éxito de taquilla que le dio la vuelta al mundo en 1997. 

Caballero, ha sido un privilegio tocar con usted esta noche”, dijo mientras se volteaba a ver a su compañero.

El vídeo compartido en las redes sociales lleva por título: Oda al papel higiénico: nunca te dejaré ir.

Lo cierto es que, más allá de la parodia y el humor negro, la realidad es que, no solo los músicos, sino muchos trabajadores que se ganan su sustento día a día están perdiendo su trabajo. Los conciertos y eventos se cancelan por doquier.

Los músicos del Titanic que Bonnie Von Duyke y Emer Kinsella recrearon

Al ser un artista independiente, no me doy por vencido y quiero que los espectadores conozcan mis servicios durante este tiempo de distancia social”, aseguró Emer Kinsella, violinista del Titanic.    

Ciertamente, a veces, un poco de alivio de la fatalidad y la tristeza que dominan los titulares en este momento es todo lo que necesitamos, por ello le damos las gracias a este par de artistas por contribuir a la disminución de los niveles de pánico y ansiedad en la gente. Esto es, sin duda, algo imprescindible para enfrentar esta penosa situación que nos aqueja a todos por igual. 

Por ello, es fundamental para nosotros suministrar historias frescas que proporcionen a la comunidad hechos contados por sus propios protagonistas calificados para comentar su experiencia de primera mano, una que nos identifique con la situación a la que nos encontramos expuestos y, si es posible, arrancar alguna sonrisa de nuestros lectores

Hay quienes piensan que la risa y el humor no tienen importancia alguna, pero lo cierto es que ambos humanizan, por lo que hay que mantenerlos en alto para poder participar de todas sus propiedades curativas. Comparte esta historia con tus familiares, amigos y seres queridos.   

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!