Graba a su hijo de 5 años entrando a su habitación porque sabía que terminaría llorando

En los tiempos de angustia e incertidumbre que atraviesa la humanidad, los pequeños gestos pueden hacer la diferencia en medio de un día amargo. Por esa razón no dejan de hacerse virales en redes sociales los vídeos inspiradores o de encantadoras sorpresas, que nos invitan a seguir apostando por la humanidad y la felicidad.

En esta ocasión el rostro de un pequeño ha iluminado a todos en las redes, después de que su mamita decidiera sorprenderlo de un modo especial.

El pequeño Eric Fenney es un amante de los dinosaurios, así como del espacio y del personaje de videojuegos Sonic. Por tal motivo su madre, Morgan Coleman, decidió unir todas sus aficiones para sorprenderlo, después de un fin de semana fuera de casa.

Eric es un niño de 5 años cuyos padres están separados, así que los fines de semana suele pasarlo junto a su progenitor. Para Morgan ese fue el momento perfecto para hacer una pequeña transformación en la habitación del niño, quien no pudo contener la emoción al descubrir todo completamente diferente.

Antes de ser remodelado, el cuarto de Eric estaba decorado con carros de carrera, pero como sus intereses han cambiado, Morgan le dio un poco más de personalidad al espacio.

En el vídeo compartido a través de Twitter y que ya ha superado las 77.000 vistas, se aprecia al pequeño Eric sorprenderse por hallar la puerta de la habitación cerrada. El niño interroga a la mamá, pero no hay mucho tiempo de explicar nada, pues queda conmovido con la sorpresa.

«¡Me compraste una cama nueva! ¡Muchas gracias» exclama, e inmediatamente comienza a aplaudir Eric, agradeciéndole a su mamita.

Aunque en la grabación el pequeño comenta que dormirá en la litera de abajo, su espíritu aventurero lo alienta y de inmediato se trepa para explorar la cama de arriba. Pese a que la sorpresa ocurrió en el mes de abril, Morgan ha dicho que Eric aún no la supera.

«Estaba abrumado por la emoción. Todavía me está agradeciendo en este momento», dijo Coleman. 

Son los pequeños gestos los que hacen la diferencia y, si bien redecorar una habitación no algo muy económico, unos cuantos detalles o gestos de amor pueden alegrarle el día a cualquiera. 

Ahora que el mundo luce aún más extraño para los pequeños de la casa resulta muy importante brindarles estos momentos de felicidad que los saquen de la rutina. Demuéstrales tu amor, sorpréndelos y dales ante todo mucha salud mental y espiritual.

La alegría de este pequeño es contagiosa, comparte esta historia y que otros se identifiquen con la felicidad de Eric.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!