Una mujer gasta sus ahorros para que sus hijos y otros niños puedan ir sin peligro a la escuela

Una madre llamada Meng ha dejado a muchos con lágrimas en los ojos. Ella vive en Henan junto a sus hijos pero durante años enfrentaron un duro problema. Vivían en una zona donde no hay suficientes semáforos ni rayados peatonales.

Sus hijos vivían cerca de la escuela pero el trayecto para llegar hasta allí podía convertirse en un verdadero reto.

Sucedían constantes accidentes en la calle y cada vez que llovía, los niños podían quedar atrapados entre los charcos y los automóviles.

Para Meng, la educación de sus hijos siempre fue lo más importante; así que decidió tomar cartas en el asunto.

Había trabajado durante años para poder brindar a sus hijos el sustento que tanto necesitaban y finalmente quiso usar los ahorros de toda su vida para construir un puente.

“Solo he hecho lo que puedo permitirme. No puedes llevarte el dinero después de la tumba y no necesito demasiado para mí y para mis hijos”, dijo Meng.

De esta manera, los niños no tendrían que arriesgar su vida cada vez que cruzaran la calle. Podrían llegar a la escuela de manera segura y con una corta caminata.

Meng contactó a las autoridades pertinentes y les habló sobre el puente. Como ella misma estaba dispuesta a cubrir con todos los gastos, la construcción terminó en cuestión de un par de semanas.

Lo único que ella pidió fue bautizar aquello en lo que había gastado más de 150 mil dólares.

El nombre que le dio al puente, reveló lo importante que era este proyecto para ella: El Puente de la Sabiduría porque los niños que caminasen por allí para ir a la escuela, regresarían a casa más sabios.

“Los alumnos que lo crucen podrán ser cada vez más sabios y mejores personas”, dijo Meng.

Para sorpresa de muchos, los hijos de Meng no saben que su madre es la responsable de este importante cambio en su vida.

Ella prefiere mantenerlo como un secreto y espera que sus hijos se concentren en su educación antes que alardear sobre el importante puente que construyó su mamá.

“Es una obra de amor. Cambiará la vida de muchos niños”, comentó un usuario en las redes.

No hay dudas de que estos pequeños cuentan con una excelente madre y esperamos que aprovechen al máximo la educación por la que ella ha luchado tanto.

Cuando el puente se dio a conocer en las redes, muchos comenzaron a discutir sobre quién era el verdadero responsable de hacer una vía segura para que los niños llegasen a la escuela.

Algunos lamentan que el mismo gobierno no cubriese los gastos. Otros felicitan a Meng por realizar esta obra que no solo ayudará a sus hijos sino también a muchos otros niños.

¿Qué opinas del enorme trabajo de esta madre? Cuéntanos tu opinión y no te vayas sin compartir este emotivo gesto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!