La modelo italiana que su ex novio atacó con ácido reveló por primera vez su rostro

Gessica Notaro fue víctima de un acto de violencia de género que causó conmoción el pasado diez de enero, puedes recordar la noticia aquí. Ella es una modelo italiana de 28 de años, se ha desempeñado como animadora de televisión y bailarina.

Jorge Edson Tavares, su ex novio, fue responsable del crimen que le cambió la vida para siempre cuando la atacó rociando ácido sobre su rostro.

Ella asumió la situación con valentía y declaró ante los medios de comunicación desde la sala del hospital donde era atendida, “No me preocupa si me quedaré desfigurada, quiero solo recuperar la vista, ya veo con un ojo y estoy feliz”.

Recientemente ella ofreció declaraciones ante un programa de televisión, en el show de Maurizio Costanzo, un programa muy conocido en Italia, era la primera entrevista que le realizaban después del ataque.

El presentador del programa le dijo que si sentía cómoda podía quitarse el pañuelo que le cubría el rostro y ella en medio de los aplausos del público dijo: “Sí, prefiero quitármelo, quiero que se vea lo que él me hizo. Esto no es amor”.

Dejó en evidencia con mucha valentía las cicatrices que tiene en su rostro y el parche que cubre su ojo izquierdo, confesó que en ese momento se arrodilló y le pidió a Dios que le quitara la belleza pero que conservara su vista.

Gessica permaneció durante dos meses internada en el centro hospitalario, bajo un régimen de aislamiento. Solamente podía tener contacto con sus familiares a través de una ventanilla de cristal, su madre tuvo que ser esterilizada para poder entrar a su habitación.

VER TAMBIÉN:  ¿Por qué murió Lucía? - Las causas del fallecimiento de la niña de 3 años desaparecida en Málaga

Ahora se está recuperando en casa con constante vigilancia médica. Tiene que utilizar una máscara protectora y siente severos dolores en su rostro. Además, necesita aplicar cada día un tratamiento de lociones, y gotas para ojos que cuesta aproximadamente 700 euros al día.

En un año se recuperará favorablemente para ser sometida a una cirugía plástica.

Gessica se prepara para asistir al juicio donde acusará a su ex pareja por la agresión que cometió.

Aseguró que “No me importa encontrarme con él, ya no es nada para mí. Pero quiero estar presente porque quiero que me vea, debe saber lo que hizo, entonces me sentiré bien”.

Ella conoció a su ex novio trabajando como adiestradora de delfines en un parque donde él trabajaba en la ciudad de Rimini. Mantuvo una relación estable pero cuando se separaron en agosto del año pasado él comenzó a acosarla y a actuar de manera agresiva.

Así que Gessica decidió estar sola, temía por su seguridad y la de la pareja que podría tener en el futuro. Su ex novio la perseguía a todas partes y la acosaba diariamente. Incluso simuló que se suicidaría para apelar a la sensibilidad de ella.

En el parque donde ella trabajaba utilizaban ácidos para limpiar los filtros, y en una oportunidad ella le preguntó al encargado de esa labor qué le recomendaba en caso de ser atacada con ácido. Le preguntó: “¿Debo lavarme la cara o no?” y él le contestó: “Si yo fuera tu no me enjuago, un tipo de ácido que hace agujeros en la piel si se vierte agua sobre él”, le comentó a sus compañeros que pensó en poner un casco en su coche porque temía caminar del estacionamiento a su casa y ser atacada.

VER TAMBIÉN:  Muere Eman Ahmed Abdul Atti, conocida como "la mujer más pesada del mundo"

Gessica fue a la policía a advertirles sobre las amenazas que recibía de su ex novio por mensajes de WhatsApp donde él le prometía “arruinarle la vida”. Las autoridades simplemente le instaron a permanecer lejos de ella.

Finalmente, él cumplió con su amenaza y fue a su encuentro. “Creo que estaba oculto detrás de otros coches y se arrastró en el suelo para deslizarse detrás del mío. Cuando puse mi cabeza fuera de la ventana vi que se dirigía hacia mí desde la parte trasera del coche y me lanzó el ácido”, relató Gessica.

Se dio cuenta de que él levantó la botella para asegurarse de que no quedaba ni una gota, su cara estaba ardiendo y de inmediato perdió la vista.

“Estaba desesperada, tenía que encontrar la manera más rápida de llegar a un hospital para pedir ayuda”.

A pesar del impacto emocional que ha dejado sus heridas ella ha sido muy valiente, se quiso ver al espejo después del ataque y comentó que al principio su rostro era oscuro, por un lado de color marrón y por otro color verde.

Pero a pesar de la impresión se quiso enfocar en sus ojos, se miró a sí misma los ojos y pudo reconocerse. “Dicen que los ojos son el espejo del alma, cuando vi los míos dije ok, todavía soy yo”.

Gessica no quiere vengarse de su ex novio, solamente insiste en la que única cosa que realmente le gustaría es que la vea y sepa lo que ha hecho.

Es importante denunciar cualquier acto de violencia de género, es la mejor forma de prevenir tragedias y de proteger a otras personas que puedan ser víctimas de maltratos. Afortunadamente el autor de este horrible crimen está bajo las órdenes de las autoridades, y confío en que pasará un buen tiempo tras las rejas.

VER TAMBIÉN:  Así se recupera la modelo italiana Gessica Notaro tras el brutal ataque con ácido de su ex

Admiro la valentía y entereza de Gessica, su belleza está dentro de su corazón y aunque su rostro ahora sea distinto ella sigue siendo una maravillosa mujer, ahora más fuerte e inspirando la vida de muchos. ¡Comparte su historia!

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!