Los médicos dijeron que no viviría más de 10 años por tener Down y celebra sus 77 bailando

Una persona con Síndrome de Down requiere de todo el amor posible para poder crecer y aprender a llevar una vida saludable. Años atrás, los expertos aseguraban que la esperanza de vida para alguien con esta condición podía llegar a ser de tan sólo 15 años; así que en 1942 cuando nació Georgie Wildgust, advirtieron a su familia que no viviría más de 10 años.

“Antes, los doctores simplemente descartaban a las personas con Síndrome de Down. Había casos en donde los enviaban a asilos con colchones en las paredes”.

Ahora, 77 años después, Georgie se ha convertido en la persona con Down de mayor edad en todo el Reino Unido. Georgie siempre contó con el apoyo de una familia sumamente amorosa. Su madre le aseguró que podría hacer cualquier cosa que se propusiera.

“Dijeron que no llegaría a vivir su adolescencia. Todos se equivocaron”.

Hoy en día, escuchamos historias de indignantes casos de discriminación en contra de personas como Georgie; pero él tuvo la suerte de crecer en un ambiente donde todos lo protegían y lo ayudaban a sentirse como cualquier otro chico de su edad.

“Nunca lo trataron mal. Era un comunidad muy feliz en la que todos nos cuidábamos mutuamente”.

Fue así como Georgie se convirtió en una persona muy sociable. Hoy en día, está seguro de que precisamente ese es el secreto para haber vivido tantos años en contra de los peores pronósticos de los médicos.

Trabajó durante años como jardinero y como fabricador de alfombras. Luego comenzó a disfrutar de un merecido retiro hasta que tuvo que pasar por el doloroso momento de despedirse de su madre.

“Nunca le ha gustado que le digan qué hacer. Seguramente eso lo ha ayudado a llegar tan lejos”.

En 1993, una vez que su madre falleció se mudó a un hogar de cuidados llamado Watcombe Circus en Carrington. Allí ha logrado continuar con una vida llena de alegría.

Recibe las visitas de su sobrina Nikki Wright y habla con su hermana a través de Skype todos los fines de semana. En el hogar viven 12 ancianos más y realizan todo tipo de actividades. La favorita de Georgie es bailar hasta quedar completamente agotado.

“Creo que mantenerse ocupado y socializando ha sido el secreto. El personal del hogar sabe lo importante que es ayudarlo a mantener sus amistades”.

Ahora, Georgie ha logrado celebrar sus 77 años de edad y todavía cuenta con las fuerzas necesarias para dar sus mejores pasos de baile. Es oficialmente la persona con Down de mayor edad en todo Reino Unido y se encuentra muy feliz de poder disfrutar cada día con sus amigos y familiares.

Comparte la bonita historia de Georgie para apoyar a todas las personas con Down y recordar que ellos también pueden llevar una vida plena y feliz.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!