El pediatra de una niña de 2 años confunde un raro cáncer de ovario con simples gases

Las células cancerígenas parecen atacar cada día a pacientes más jóvenes y de formas aún más extrañas. En esta ocasión, una pareja de Georgia advierte sobre el raro cáncer que padece su pequeña de sólo 2 años de edad.

Mike y Meagan Xydias, son padres de 3 niños y desde el 15 de febrero han iniciado una lucha por salvar la vida de su pequeña hija McKenna Shea Xydias.

Con solo 2 añitos, esta pequeña tiene un tumor del saco vitelino y, tras estudios, se certificó que era cancerígeno.

Por curioso que parezca Mckenna padece de cáncer de ovario, algo muy raro en niñas tan pequeñas.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, este tipo de tumor representa sólo un 5% de los cánceres de ovario en el mundo.

El pasado 7 de febrero, Mike recibió una llamada de la guardería de Mackenna, la niña tenía fiebre y se quejaba de un malestar. Además, su barriga parecía estar hinchada, por esa razón los padres fueron por ella a la escuela y decidieron llevarla a casa. Pero las molestias continuaron.

“La llevamos al médico; en ese momento pensaron que era gas, así que nos dijeron que le pusiéramos gotas de y que les avisaran si no mejoraba”, dijo Mike Xydias

Kenni, como la llaman sus familiares, regresó a casa pero después de un par de semanas un cuadro febril la atacó nuevamente.

Los Xydias llevaron a la pequeña al pediatra y este determinó que sus entrañas estaba llenas de gases. Poco después, Meagan llevó a Kenni al hospital y fue sometida a una ecografía.

Este estudio reveló la presencia de una masa alrededor de los ovarios de la pequeña.

Los médicos consternados realizaron una exploración más profunda y, con una tomografía computarizada y una resonancia magnética, determinaron la presencia varios tumores cancerosos.

El cáncer de Kenni se ubica en el estado tres.

La pequeña Kenni tenía tumores en diferentes áreas. Uno de ellos alcanzaba los 14 centímetros de diámetro y se ubicaba en su ovario derecho, otro cerca de su hígado y unos cuantos más en su pecho.

A pocos días de ser diagnosticada, la niña fue sometida a una operación de emergencia para salvar su vida.

En la operación extirparon su ovario derecho y eliminaron 12 centímetros de intestino delgado. Por fortuna, todo salió bien y ahora la pequeña se prepara para iniciar su tratamiento de quimioterapias.

“Sé que Meagan y yo estamos de acuerdo en que Kenni es nuestra heroína por cómo está lidiando con esto. Es una bola de energía. Es la niña más pequeña, pero es la jefa y es extremadamente terca, lo que es un gran rasgo de carácter para combatir el cáncer. No deja que nada la detenga”, dijo Mike Xydias.

Los padres de Kenni son profesores y han decidido iniciar una campaña para recaudar fondos y cubrir las facturas médicas de la pequeña, así como sus futuros gastos. Además de eso, han decidido contar la historia de su hija para advertir a otros padres y que no tengan vergüenza de insistir en un segundo chequeo.

“Espero que después de escuchar la historia de Kenni la gente esté dispuesta a decir: ‘Oye, ¿puedes hacer un cheque más?'”, Agregó Meagan.

Good Morning America

En ocasiones, esto puede ser un poco complicado pero es necesario confiar siempre en nuestro instinto y exigir un chequeo profundo o buscar una segunda opinión. De no haber sido así, quizás hubiese sido muy tarde para esta pequeña guerrera.

No te vayas sin compartir esta noticia. El cáncer no discrimina y cualquiera puede estar minado de células cancerígenas sin saberlo, por favor ayúdanos a crear consciencia ¡Difunde la historia de Kanni!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!