Fue la primera en probar una vacuna contra el cáncer de mama y quedó completamente curada

Lee Mercker siempre se caracterizó por llevar una vida muy saludable. A menudo realizaba ejercicio para mantenerse en forma y también cuidaba al máximo su dieta. Cuando a principios del 2019 se dirigió a hacerse un chequeo médico estaba segura de que todo saldría en orden.

“Me sentí muy frustrada. Siempre fui saludable. Todos los que me conocen quedaron en shock. Nunca imaginé luchar contra algo tan peligroso”.

Por desgracia, fue diagnosticada con un carcinoma ductal in situ (DCIS), una forma de cáncer que tiene lugar en los conductos mamarios. El diagnóstico, afortunadamente, había sido hecho cuando el tumor se encontraba en una etapa muy temprana.

“Me dijeron que tenía 3 opciones. Una tumorectomía, una mastectomía o algo menos convencional. Un ensayo clínico”.

De inmediato, Lee consultó a varios especialistas. Le ofrecieron todo tipo de tratamientos pero por algún motivo se sintió atraída hacia una prueba clínica que se encontraba trabajando para una especie de vacuna contra el cáncer de mama. Ella sería la primera persona en someterse a este experimento.

“Siento que he caminado en la luna”.

Lee acudió con la mejor actitud posible y con la esperanza de que su caso pudiese ayudar a muchas otras mujeres. En efecto, Lee hizo historia.

El Dr. Saranya Chumsri es uno de los que se encuentra trabajando en el ensayo clínico y aseguró que las vacunas estimulan la respuesta del sistema inmune. Las células saludables deben ir y atacar ellas mismas el cáncer. A lo largo de 12 semanas, Lee fue atendida por los médicos y recibió varias vacunas.

“Vimos evidencia de que el tumor había sido eliminado así como también de que el sistema inmune estaba dirigiéndose a esa zona”.

Todo parecía marchar en orden, pero los resultados fueron mucho mejor de lo que todos habían esperado. Todo el equipo quedó verdaderamente abrumado.

La vacuna dio los resultados que tanto habían esperado pero nunca imaginaron que lograrían tanto con el primer sujeto del ensayo clínico.

Lee se sometió a una mastectomía para estar completamente segura de que el cáncer no regrese.

Ahora, la clínica se encuentra trabajando con otras dos mujeres. Están dispuestos a probar la vacuna en pacientes cuyo cáncer de mamas se encuentre en diferentes etapas.

Esperamos que los resultados sigan siendo maravillosos. Miles de mujeres afectadas por el cáncer de mamas podrían salvar su vida gracias a esta innovadora vacuna.

¿Qué opinas del exitoso tratamiento en Lee? Comparte esta nota para celebrar lo que podría convertirse en un tratamiento revolucionario.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!