Muere de otitis a los 7 años y condenan a sus padres por negarse a darle antibióticos

Algunas personas se rehúsan a la administración de fármacos para el tratamiento de determinadas afecciones, siguen la tendencia de buscar alternativas en la homeopatía.

El problema surge cuando los métodos homeopáticos no son capaces de garantizar la recuperación del paciente. Según lo que establece el protocolo de esta rama de la salud, si en un plazo máximo de cinco días no se notan mejoras en los síntomas del paciente es obligatorio recomendar el tratamiento médico tradicional.

Tanto el homeópata como el paciente debe hacer un estricto seguimiento de la evolución del caso y los estudios necesarios para comprobar que la enfermedad a tratar se haya combatido y exista una evolución favorable. En caso contrario, puede hacer consecuencias fatales, como las que sufrió un niño italiano de siete años.

Recientemente, un tribunal de Italia condenó a los padres de un menor de tres años que perdió la vida tras ser diagnosticado de otitis, ellos se negaron a administrarle antibióticos.

Los padres trasladaron al niño al médico quien le recetó un tratamiento a base de antibióticos, pero estos rechazaron la prescripción optando por tratar a su hijo con homeopatía.

Francesco Boniazi contrajo una infección que pasó de su oído al sistema nervioso causándole la muerte, sus padres fueron condenados a tres meses de prisión.

El niño falleció a los siete años semanas después de ser diagnosticado por complicaciones asociadas a la otitis, la infección afectó su cerebro y le causó encefalitis. Lamentablemente, cuando los médicos comprobaron lo que ocurría era demasiado tarde, no hubo nada que pudieran hacer para revertir los daños y el devastador pronóstico.

Los padres se limitaron a usar los productos que les recomendó el homeópata al que acudieron quien no les alertó sobre los riesgos a los que se exponía el menor en caso de que la otitis no lograra ser combatida.

De acuerdo con la explicación del Colegio Oficial de Médicos de Pessaro, suspendieron de manera cautelar a este profesional de la homeopatía identificado como Massimiliano Mecozzi.

A Mecozzi lo imputaron por negligencia y por violar los protocolos establecidos que dictan que si en cinco días una terapia no cumple con el objetivo debe aplicarse el tratamiento convencional.

Clarín

Tal como fue el caso del menor que después de semanas de haberse sometido a la terapia que recomendó sufrió complicaciones irreversibles.

Los padres de Francesco anunciaron que recurrirán la sentencia, mientras que el próximo mes de septiembre comenzará el juicio a Mecozzi.

Esta noticia ha causado conmoción, ha sido una clara advertencia del peligro de negarse a usar los tratamientos respaldados por la ciencia. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!