Cuenta los detalles de la foto de su ex pareja y su novio junto a sus hijos que se hizo viral

Las relaciones de pareja no son nada sencillas, hay muchísimos factores que juegan un papel determinante para hacerlas funcionar o no.

Y cuando llega el momento de dejar a la persona con la que se tenía una relación, lo mejor es hacerlo de una manera sana y madura. Y esto sí se puede hacer, tal como lo demostró una mujer que publicó una foto en la que se le ve con su expareja y con quien en la actualidad comparte su vida.

Madison Holley, de Ontario, Canadá, compartió en sus redes sociales una foto que se hizo viral por el mensaje que compartió en el pie de foto con el que la acompañó.

Madison y su expareja tienen un hijo que ya cumplió los tres años, y recientemente volvió a convertirse en mamá con quien ahora es su prometido, y ella aprovechó ese momento para compartir con el mundo un importante mensaje.

En la foto de esta madre puede verse a su hijo de tres años, quien va de la mano de su papá y de la mano del prometido de Madison, quien lleva en la otra mano a su pequeño recién nacido. La foto en sí misma es realmente conmovedora, pero lo que escribió Madison sobre ese momento lo es todavía más.

“Solo porque una relación entre dos personas no funciona, eso no significa que la relación con los hijos que tuvieron tampoco deba hacerlo. Yo nunca haría eso. Todos los niños necesitan a su papá y a su mamá.

Y mi hijo Cade es de verdad afortunado por tener cariño extra. Seamos civilizados, si hicieron al hijo juntos, es deber de ambos criarlo”, fue parte de lo que escribió Madison en su foto.

Madison también declaró que ella y su ex se han esforzado por crear una nueva relación, en la que lo único que importa es que su hijo Cade esté bien.

“A pesar de que nos separamos porque emocionalmente estábamos en diferentes lugares, él siempre ha sido un buen padre y eso ha ayudado muchísimo a que ahora hayamos encontrado un buen equilibrio”, declaró Madison.

Además Madison dijo que la actual pareja de su ex fue quien tuvo la iniciativa para hacer que los cuatro adultos convivieran y así lograr que el pequeño Cade y el bebé que estaba por llegar crecieran felices y con mucho amor.

“Ambos significan mucho para mí, son los padres de mis hijos. No puedo describir las bonitas emociones que sentí al vernos a los cuatro esperando a mi nuevo hijo. Soy realmente feliz y mis hijos lo serán más”, declaró Madison.

Sin duda el mensaje de Madison está lleno de amor y es una lección que muchos padres deberían aprender mientras procuran el bienestar físico y emocional de sus hijos.

Comparte esta historia tan inspiradora con el resto del mundo.Y recuerda que no hay nada más frágil que el corazón de un niño.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!