Se queda aterrado al descubrir que un insecto al que le tiene fobia se alojó dentro de su oído

Cuando dormimos, nuestras cavidades auditivas quedan expuestas a que cualquier insecto vea en ella el lugar ideal para hacer un hogar. Si lo sabrá un joven inglés, quien padeció horriblemente cuando uno se apoderó de su oído.

Liam Gómez es un diseñador web de 27 años que vive en Folkestone, Kent, Inglaterra. Un día despertó sintiéndose un dolor de oído muy fuerte, estaba mareado, tenía vértigo, y podía escuchar una especie de leve rasguño en su cabeza.

La sensación era tan desagradable que no pudo ir a trabajar. Tratando de calmar el malestar, decidió colocar un poco de aceite de oliva, pero el dolor persistía. Tomó un bastoncillo de algodón y lo introdujo con sumo cuidado en el interior de su adolorido oído.

Cuando sacó el bastoncillo, se quedó pasmado, no podía creer lo que veían sus ojos, era la pata de una araña. No entendía de dónde había salido y cómo habría llegado hasta ahí, pero rápidamente lo recordó.

“Llegué a casa del trabajo el martes por la noche para descubrir un nido de arañas sobre mi puerta principal, con muchas crías. Así que los barrí con una escoba y me fui a la cama”, recordó Liam.

Para colmo, el diseñador web sentía fobia por las arañas, pero tenía que seguir con lo que había comenzado.

“Solo puedo suponer que uno del nido que despejé debe haberse metido en mi oído durante la noche, ¡tal vez como una especie de misión de venganza!”, bromeó el joven.

Tomó más bastoncillos, y siguió hurgando su oído, para tratar de sacar todo lo que quedara de la araña adentro, también utilizó una horquilla de pelo para facilitar la labor.

“Mi reacción inicial fue sacarlo todo lo más rápido posible”, aseguró el afectado.

Pasó una hora, y fue cuando terminó de sacar por completo al arácnido, por fin su pesadilla había terminado. Aunque a veces le queda la duda en cuanto a si era una araña hembra o un macho.

“No pensé en comprobar si era hembra. Espero que sea macho, ¡porque realmente espero que no tenga la oportunidad de poner huevos!”, afirmó el temeroso Liam.

Como no quiere correr más riesgos, a partir de ese momento comenzó a usar orejeras para dormir.

Compartió su experiencia arácnida en su cuenta de Facebook, y le gustó mucho a los usuarios. De una forma divertida actualizó su foto de perfil, con una editada donde se colocó el cuerpo de “El hombre araña”.

Algo similar hizo con su foto de portada, colocó una que simulaba a una araña dando una especie de entrevista.

“Gómez mató a mi hijo”, escribió en la portada.

Por lo menos le encontró el lado divertido al desagradable incidente. Esperemos que jamás vuelva a encontrar seres vivos en su interior.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos y conocidos. Y asegúrate de mantener alejadas de tu habitación a los insectos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!