Lo que hizo esta enfermera por una mujer que acababa de dar a luz está enloqueciendo las redes

En el mundo actual de la imagen y el “postureo”, muchas veces lo que importa es cuánto se reconoce el trabajo que realizamos o lo que somos, por la sociedad o las personas que tenemos cerca. Estamos acostumbrados a que nos aplaudan por nuestro trabajo bien hecho o por una buena obra.

Sin embargo, existen muchas personas, cuyo trabajo escondido, silencioso y sacrificado, poca gente reconoce, o por decirlo así, crea poco ruido. Tal es el caso de las personas que día tras día, dejan su vida por cuidar a un enfermo, prepararlo para el más allá, o dar la bienvenida a este mundo a una nueva vida: las enfermeras.

Y es así cómo una fotografía se ha vuelto viral, que refleja el momento en el que una mujer puede llegar a ser vulnerable, como muy pocos en la vida de estas valientes guerreras que traen nuevos seres al mundo. La imagen ha desatado una ola en las redes, especialmente porque recoge la invaluable ayuda que las enfermeras pueden prestar a las mujeres después de dar a luz.

Fue la escritora texana Jill Krause, quien sin imaginarse el efecto que generaría, compartió la imagen del momento en que una enfermera ayuda a una madre en el baño poco después de dar a luz, junto con un mensaje de agradecimiento hacia los trabajadores del hospital que la ayudaron en cada uno de sus cuatro partos.

Poco después de ser publicada el miércoles, la foto de la fotógrafa de Kentucky, Katie Lacer, se volvió viral, lo que llevó a las mujeres de todo el país a usar la sección de comentarios para compartir sus propias historias de lo que significaba tener la mano de una enfermera a su lado cuando dieron a luz.

VER TAMBIÉN:  Así cambió su vida esta joven de 21 años después de ser humillada y acosada por su apariencia

Nunca olvidaré las caras de las enfermeras que me siguieron al baño después de entregar a cada bebé. Ese momento en que estaba tan vulnerable, tan cansada, asustada, temblorosa. Mi vientre hinchado se desinfló y mi modestia desapareció hace mucho tiempo “, escribió Jill.

Me trataron con tanta amabilidad y dignidad.

Ella continuó: “Para mí, estos han sido momentos de empoderamiento y confirmación de que tengo un pueblo real para ayudarme, aunque sólo sea por un poco de tiempo en un baño, en la ducha, mientras una amable enfermera me muestra cómo poner una almohadilla de hielo en mi malla“, añadiendo que la foto la llevó de vuelta a cuando ella estaba en la sala de parto, diciendo que incluso podría “oler el Dermaplast”.

Jill Krause

La foto y el mensaje de Jill ya han sido compartidos más de 60.000 veces, y la sección de comentarios, que ya tiene más de 7.000, se ha convertido en un foro para que las mujeres escriban sobre sus propias historias y expresen su gratitud a las enfermeras, algunas incluso publicando sus fotos en la sala de partos.

Mi enfermera de entrega agarró mi teléfono celular sin que yo preguntara y nos tomara fotos a mi novio y a mi cuando pusieron al bebé en mi pecho.. Fue sinceramente una de las cosas más dulces que alguien pudo haber hecho por mí ese día. Siempre estaré agradecida por eso”, ponía otra madre en un comentario.

“Estaba tan agotada y con tanto dolor después de un largo trabajo de parto y una cesárea que una vez que llegué a la ducha, me quedé allí petrificada de dolor. Mi dulce enfermera me cubría de jabón y me enjuagaba. Fue una experiencia muy humillante. Nunca la olvidaré”, dijo otra.

VER TAMBIÉN:  Una mujer busca al héroe desconocido que logró calmar a su bebé durante un "vuelo infernal"

Muchas enfermeras también dejaron mensajes en los comentarios, diciendo que ayudar a las pacientes cuando son demasiado débiles para ayudarse a sí mismas es su trabajo, y las mujeres no deberían sentirse avergonzadas de ser ayudadas cuando más lo necesitan.

“Siempre me reí cuando mis nuevas mamás se disculpaban conmigo por tener que ayudarles. Todo es parte de la experiencia. Si me hubiera molestado, habría querido decir entonces que me metí en la profesión equivocada. Por favor, déjame ayudarte. Sé lo mucho que duele. ¡Relájate y deja que alguien te ayude!”, se puede leer en un comentario de otra enfermera.

La mujer que ha hecho posible documentar momentos tan vulnerables en la vida de tantas mujeres y al mismo tiempo tan humanos, la fotógrafa Katie Lacer, cuya página de facebook lleva el nombre de @mommaktshoots, documenta los nacimientos, y va de visita con sus clientes después de que lleguen a las 38 semanas de embarazo.

Katie Lacer / Daily Mail

“Siendo fotógrafa, estoy al tanto de algunos de los hitos más preciosos de la vida… Este trabajo viene con un gran sentido de la responsabilidad de que soy consciente, y hago todo lo posible para superar las expectativas que ponen en mí”, dijo.

Puedes ver más trabajos que Katie Lacer ha documentado en su propia página web y en sus redes sociales: Facebook, Instagram y Pinterest.

Es realmente conmovedor ver cómo el trabajo escondido y silencioso de unas enfermeras, que tratan de humanizar los momentos más vulnerables en la vida de una mujer y el de una fotógrafa que ha buscado documentar los “hitos más preciosos”, han provocado tal conmoción en las redes. Algunas historias te dejarán sin palabras.

VER TAMBIÉN:  Un falso "doctor" engañó a todos en el hospital de niños por una polémica razón

Comparte esta emotiva nota con todas aquellas mujeres que son madres, y déjanos saber si tienes una historia personal en la que alguna enfermera te haya reconfortado en algún momento clave de tu vida.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!