Adopta a su alumno de 13 años para que pueda recibir el órgano que necesita para vivir

Para muchos niños vivir en un hogar de acogida puede llegar a ser una experiencia poco satisfactoria, sobre todo si no reciben el cuidado y la estabilidad necesaria para su bienestar. Esta situación se complica aún más si el pequeño posee algún tipo de enfermedad que exija un cuidado especial.

De este modo había sido la vida de Damien, un niño de 13 años que ha pasado sus días entre hogares de acogidas y algunas estancias dentro de un hospital, pues el pequeño necesita un trasplante de riñón para salvar su vida.

Por fortuna, su destino ha cambiado y el joven ha quedado sorprendido al descubrir que su nuevo padre adoptivo es su profesor de matemáticas.

Finn Lanning es profesor en la Academia AXL en Aurora, Colorado y conoció a Damien desde comienzo del año escolar del 2018, cuando el estudiante de octavo grado se incorporó a su clase.

“Él es educado, educado y excepcionalmente inteligente”, dice Lanning.

El chico destacaba en la materia y logró ganarse el afecto de este maestro. Pero un día entró al salón para despedirse del hombre, su hogar temporal había fallado y el pequeño volvería al hospital para recibir los cuidados necesarios.

“Un día se presentó y solo dijo que ya no volvería y cuando le pregunté sobre eso me dijo que volvería a vivir al hospital“, dijo Lanning.

Cuando tenía 8 años, los riñones de Damien comenzaron a fallar y tras algunos estudios el pequeño fue diagnosticado con glomeruloesclerosis focal segmentaria.

El chico necesita un riñón nuevo pero, tristemente, debido a su inestable condición el trasplante ha sido retrasado más de una vez.

Incluso en las ocasiones en las que se ha encontrado un donante compatible con el pequeño, se ha negado la posibilidad de la cirugía al faltar un adulto responsable que vele por él. De este modo, el chico ha quedado atrás una y otra vez en la lista de espera.

“Desde su diagnóstico, tuvo que vivir en el hospital. Una estadía fue de un año. Otras fueron un par de meses. Ese fue el resultado (de) la falta de una colocación adecuada”, dijo Lanning.

Al conocer la situación de Damien, Lanning no podía sólo ir a visitarlo al hospital para ponerlo al corriente con las clases, como le había prometido. El hombre sintió en su corazón que debía hacer algo más por el joven y decidió adoptarlo.

Desde el diciembre pasado Finn Lanning comenzó a entrenar para satisfacer los cuidados de Damien, quien entre otras cosas necesita una dieta especial y recibir su tratamiento de diálisis.

Este hombre decidió estar allí para su estudiante dentro y fuera del aula pero su caso no es nada sencillo.

Solo en la alimentación del chico. Finn llega a gastar casi 200 dólares semanales, algo que su sueldo como maestro no logra cubrir. Debido a esto, el hombre decidió crear una campaña benéfica y afortunadamente el apoyo comenzó a llegar.

La página ha logrado recaudar más de 65.000 dólares en apenas tres meses. Esto ha sido una gran bendición, más aún en este momento en que el pequeño ha vuelto a la lista de espera por un donante.

De hecho, la semana pasada el joven estuvo a punto de ser intervenido pero los médicos se percataron de que el órgano se había descompuesto.

CNN

A pesar de este percance Damien y su padre adoptivo se encuentran muy esperanzados, la falsa alarma de la operación les indica que su trasplante podría estar en puerta.

Mientras esto ocurre, el noble maestro continúa con los estrictos cuidados en la alimentación de Damien. Nos complace saber que este niño tiene una nueva oportunidad y confiamos en que pronto la vida le termine de regalar ese riñón que tanto necesita.

Antes de irte, por favor ayuda a este pequeño compartiendo su historia. Damien ha pasado por cosas muy duras en su vida y aún le queda un camino que recorrer.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!