Explota contra los que no se quedan en casa al ver a su bebé de 3 años luchando por sobrevivir

Todas las madres del mundo quisieran que sus hijos jamás tuvieran que pasar por la experiencia del dolor, la enfermedad o el sufrimiento. Antes pedirían mil veces que se lo pasaran a ellas, a tener que ver cómo sus débiles cuerpecitos luchan por sobrevivir.

Ante la crisis del coronavirus, estamos viendo casos, aunque menos frecuentes, de niños pequeños que resultan contagiados. Y es lógico que los padres se llenen de impotencia al verlos batallar contra el virus mortal.

Es el caso de Sarah Marsh, una madre de 32 años de edad, de Birmingham, Inglaterra, quien tras vivir la horrible pesadilla de ver luchando a su pequeño Tommy de 3 años, en el hospital, acudió a las redes estallando contra todos los que deciden saltarse la cuarentena.

A fin de cuentas, por culpa de alguno de aquellos que decidieron salir de casa «porque sí», su bebé dio positivo por coronavirus.

Tommy se enfermó por primera vez con una «tos seca» después de salir de la guardería, a fines de marzo.

Su padre y su hermano también empezaron con tos unos días antes, pero jamás imaginaron que los síntomas de Tommy podrían estar relacionados con COVID-19.

El médico de cabecera le había recetado esteroides y antibióticos el 23 de marzo. El pequeño empeoró, luego mejoró y después agravó. Por lo que su madre volvió a hablar con el médico, y al escuchar al pequeño por teléfono, «notó que estaba sin aliento cuando hablaba, así que envió una ambulancia a la casa que luego nos llevó al hospital», dijo Sarah.

Tommy tuvo que ser ingresado al hospital de inmediato.

«En este punto, estaba gravemente enfermo y fue llevado a la UCI porque pensaban que tendría que ser conectado a un respirador artificial», recuerda con angustia su madre.

Una vez que logró ser estabilizado, afortunadamente vieron que el pequeño sólo necesitaría oxígeno. Así lo mantuvieron durante 6 días en la unidad de alta dependencia, mientras lo vigilaban de cerca y por suerte, permitieron a la madre aislarse junto al pequeño.

Pero para esto el corazón de Sarah estaba destrozado.

Ver a su bebé así, en medio de tubos, sueros y tendido en la cama del hospital la llenó de frustración.

Contó a los medios que Tommy es un gran luchador, puesto que él ya tuvo un comienzo difícil al nacer prematuro a las 34 semanas –enfundado con una bolsa de plástico para transmitirle el calor de su útero-, y desarrollar bronquitis, que afectó su respiración con solo dos meses de edad.

«Pero esto es horrible, luchar contra el coronavirus ha sido mucho peor», asegura su madre.

Tommy tiene 4 hermanos: Daisy, Leia, Kayde y Billy,

«Tommy era vulnerable debido a su condición de prematuro y siempre supe que si se infectaba lo afectaría mucho…», aseguró.

Ha difundido un contundente mensaje junto a las impactantes imágenes de Tommy que se hicieron virales, porque quiere que nadie subestime esta terrible enfermedad y que los padres escarmienten con lo que le pasó a su hijo.

«Estoy furiosa con todos los que han tomado el sol y han salido a jugar golf, caminar y correr en este fin de semana», sentenció.

«No deberías necesitar que el gobierno te imponga un encierro completo, no deberías necesitar que la policía te multe o te diga que te vayas a casa, no deberías necesitar que el gobierno traiga al ejército… La gente no debería ser imprudente… Puede pasarle a cualquiera», concluyó.

Ahora el pequeño Tommy ya se recupera en casa, pero ayudemos a Sarah a difundir este importante mensaje que llama a la conciencia. Tiene toda la razón de enfurecerse con los que se saltan la cuarentena. ¿Tú qué crees? ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!