Tras 5 años de tratamientos renueva su sonrisa después de ser señalado por sus dientes

Evan Hill siempre tuvo un rostro muy característico. Tenía dos de sus dientes incisivos superiores especialmente grandes haciendo muy difícil que el pequeño lograra cerrar la boca o incluso hablar con normalidad. Siendo solo un niño, Evan ya había conocido lo difícil que es ser diferente.

Evan acaba de cumplir doce años.

Fue constantemente el centro de las burlas y sus compañeros de colegio lo llamaban una y otra vez “Dientes de Conejo”. La principal preocupación de su familia era cuidar la salud de su hijo, pero una operación para lograr corregir este problema no era cubierta por el seguro dental del país.

Sus padres comenzaron a ver a varios especialistas pero las respuestas eran cada vez más desalentadoras: necesitarían 12.000 dólares para podar darle a Evan la operación que tanto necesitaba.

Evan vive con su familia en la ciudad de Christchurch en Nueva Zelanda.

La familia Hill estaba pensando hipotecar su casa para poder ayudarlo, pero afortunadamente otra solución se asomó a sus vidas. La historia de Evan fue publicada en un show de televisión llamado Campbell Live y en tan solo un par de horas las personas de toda Nueva Zelanda comenzaron a donar dinero para que el pequeño contara con el dinero de su operación.

“Hemos recorrido un largo camino. Ya es hora de celebrar”.

La cuenta en la que se recibían las donaciones para Evan pasó rápidamente el monto que habían requerido y reunió más de 100 mil dólares. Cinco años después de comenzar a recibir el tratamiento, Evan ya muestra su nueva sonrisa con mucho orgullo. Después de la operación el ortodoncista Ronald Sluiter le puso frenillos para terminar de corregir la alineación de sus dientes.

“Estoy muy emocionada de ver la nueva sonrisa de mi hijo”.

Barbara, la madre de Evan, se encuentra sumamente conmovida y agradecida con las miles de personas que hicieron donaciones para ayudar a su hijo.

No sé dónde estaríamos sin la generosidad de tantas personas. Estábamos a punto de hipotecar nuestra casa”.

Shareably

El resto del dinero que se consiguió a través de las donaciones fue entregado a otros niños con bajos recursos que necesitan recibir tratamientos dentales con urgencia como el de Evan.

En total el doctor removió 15 milímetros de los dientes del pequeño

Después de pasar los primeros años de su vida siendo el centro de las burlas por su condición, Evan se siente muy saludable y feliz. Considera este enorme cambio como una gran oportunidad para volver a comenzar.

Este inspirador caso nos recuerda la importancia de ayudar a quienes lo necesitan y promover un mundo más justo y tolerante, donde nadie se sienta excluido por su condición. Compártelo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!