Un joven de 13 años cumple el sueño de tocar junto a Metallica el día de su cumpleaños

Uno de los grandes sueños de algunas personas es conocer a los ídolos que más admiran. Evan Adamson, un niño de 13 años tuvo la oportunidad de hacerlo realidad el día en que cumplía sus trece años de edad, y fue invitado a subir al escenario en el concierto de un famoso grupo de rock.

El chico estaba acompañado de sus compañeros en el concierto de la banda estadounidense Metallica en la Johan Cruijff Arena de Ámsterdam, en Holanda. Durante el concierto, los jovencitos no se cansaban de pedirle a voces a los integrantes de la banda que le permitieran subir al escenario para celebrar ese día tan especial y poder tocar una canción con ellos.


El joven Evan no podía creer cuando aceptaron, su emoción no tenía nombre, estaba tan feliz. Los integrantes de la banda recibieron al chico con mucho cariño y el vocalista James Hetfield, le hacía bromas cuando se sentó ante la batería para acompañarlos en una de sus más conocidas melodías, Seek & Destroy.

“Oh, Dios, Lars se encogió. Pusieron a Lars en la lavadora. Les dijeron que no lo pusieran en la secadora”, bromeó James Hetfield.

La aclamación del público fue inmediata. La banda tuvo un hermoso detalle al subir en su cuenta de Twitter el video donde aparece Evan tocando con ellos.

“¿Recuerdan aquel niño llorando desconsoladamente en la gira del año pasado? Pues ayer cumplió 13 años y su gran sueño se hizo realidad en Ámsterdam, junto a su padre”, escribieron los integrantes del grupo como leyenda del video.


Seguramente ese este ha sido el mejor regalo de cumpleaños que ha recibido el jovencito en toda su vida, quien no dejó de expresar sus sentimientos en su cuenta de Instagram.

“Bueno, bueno, bueno, no tengo palabras, o sea, tocar la batería en frente de 68 mil personas con mis ídolos, mi banda favorita de todos los tiempos, fue simplemente lo mejor y fue en mi cumpleaños”, dijo el joven fan.


Sin lugar a duda este será un momento inolvidable en la vida de Evan, no solo hizo realidad su deseo de cantar con su banda preferida, sino que ejecutó la batería de Lars Ulrich ante una gran multitud.

Lars, el titular de la batería se acercó para retomar su sitio y el emocionado Evans no pudo contener las lágrimas del sentimiento que lo embargaba de la hermosa experiencia vivida. Más no podía pedir, ya tiene una anécdota increíble que contar a sus amigos.


La gira de la afamada banda siguió por toda Europa y el recuerdo de ese mágico momento queda grabado en el corazón de un ilusionado jovencito que vio cumplido esa noche un maravilloso sueño.

Comparte esta hermosa historia con todos tus amigos y no dejes de aprovechar cada oportunidad que te da la vida para hacer tus sueños realidad.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!