Se entera de que su verdadero padre biológico es el médico de fertilidad que atendió a su madre

La ciencia ha logrado hacer avances asombrosos para ayudar a las personas con problemas de fertilidad. Ahora una pareja puede contar con múltiples opciones a la hora de formar una familia, ya sea la fertilización in vitro, un vientre de alquiler, la donación de esperma, entre otras.

Por desgracia, algunas personas han tenido que pasar por la desagradable experiencia en donde los doctores encargados de su caso no han sido nada sinceros.

Margo y su familia viven en el estado de Texas en los Estados Unidos.

Hace muchos años, Margo Williams y su esposo decidieron que querían empezar a formar una familia. Después de mucho intentarlo les recomendaron acudir con un especialista en fertilidad. El médico estudió detenidamente su caso y concluyeron que lo mejor sería una donación de esperma.

Eve nació hace 31 años mediante fertilización in vitro.

Fue gracias a este procedimiento que nació Eve Wiley. La familia se sintió de maravilla y estaban felices de contar con el apoyo de uno de los médicos con mejor reputación en todo el lugar.

“Era un doctor muy conocido. Todos en la comunidad lo respetaban y confiaban en él”.

Los padres de Eve le explicaron cómo habían logrado concebirla y con el paso de los años la joven decidió que era hora de comenzar a buscar respuestas. Consiguió los datos de contacto que su padre había dado cuando se registró como donante y se conocieron en persona. Steve Scholl era quien aparecía registrado como el padre biológico de Eve.

“Lo llamo papá. Nos amamos. Pasamos muchos días festivos juntos y hasta fue quien ofició mi ceremonia de casamiento”.

Eve y Scholl decidieron hacer una prueba de ADN para conseguir mucha más información sobre sus antecedentes médicos. Pensaron que se trataría de algo muy curioso y divertido pero los resultados los dejaron impactados.

Scholl no era realmente el padre biológico. En su lugar, las pruebas revelaban que la persona con la que Eve compartía información biológica era el médico de fertilidad de la mamá.

El médico confesó que nunca le dijo a Margo que utilizaría su propio esperma para el procedimiento.

Cuando confrontaron al médico sobre estos terribles resultados, explicó que el material de Scholl ya había fallado en otras ocasiones así que él mismo decidió mezclar su propio esperma para lograr que su paciente quedara embarazada.

Margo Williams asegura que nunca le dio permiso para realizar algo tan importante, pero el médico sostiene que él les informó que utilizaría el esperma de otras donaciones anónimas.

Desde que se dio a conocer la historia muchos han levantado la voz asegurando que han pasado por la misma experiencia.

People

Eve se encuentra indignada y quiere tomar acciones legales. Por desgracia, lo que realizó el médico todavía no se encuentra penado por la ley. Ahora Williams se encuentra trabajando para que el senado de Texas comience a tomar acciones que protejan a las mujeres de un acto tan irresponsable.

¿Qué opinas de la decisión que tomó este médico? Une tu voz a las protestas de Eve para evitar que otras madres en apuros pasen por la misma experiencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!