Estudios revelan por qué secar la ropa lavada dentro de la casa es perjudicial para la salud

Durante cientos de años muchas han sido las maneras que se han tenido que reinventar para poder mantener limpias las prendas durante el invierno.

Con el pasar de los años y a pesar del avance de la tecnología en brindarnos una mejor calidad de vida pocas son las familias que tienen suerte de poder adquirir un equipo de secado para la ropa, y los más afortunados tienen el privilegio de contar con áreas abiertas en sus casas para colgar sus prendas.

Pero ese no es el problema en sí, lastimosamente el hábito de colgar ropa dentro de las casas y sobre todo en sitios cerrados está causando un grave problemas de salud.

Esta costumbre aumenta los niveles de humedad dentro de la vivienda creando un ambiente propicio para la aparición de enfermedades respiratorias.

Una investigación hecha por el Instituto de Arquitectura Ambiental Mackintosh de Glasgow, concluyó que este hábito posee una altísima probabilidad de provocar asma, rinitis, infecciones respiratorias y otras alergias.

Los niveles de concentración de humedad pueden llegar a ser muy altos y combinados con la baja temperatura son propicios para la creación y expansión de ácaros, moho y hongos.

A pesar de las innumerables vías de comunicación e información muchos desconocen que cada vez que se cuelga una carga de ropa húmeda en el interior de la vivienda están desplegando alrededor de 2 litros de agua dentro de la casa, lo que hace que el nivel de humedad dentro de áreas cerradas aumente por encima del 30%.

Por ejemplo, en épocas de invierno, normalmente encontramos niveles superiores al 50% de humedad, si a esto le sumamos la que se produce al tender la ropa en el interior estaríamos creando una atmósfera con niveles superiores al 80% de humedad, algo muy dañino.

La doctora Verónica López, del servicio de alergología del Hospital Sanitas CIMA, comentó que aquellas personas sensibles a los ácaros o al moho llegan a desarrollar enfermedades tales como rinitis y asma.

Mi recomendación, si no hay otra posibilidad por las bajas temperaturas, es colgar la ropa durante las primeras horas del día en un lugar amplio y ventilado para que no se concentre la humedad y evitar permanecer dentro de la vivienda por esas horas con la finalidad de evitar que puedan inhalar bacterias creadoras de enfermedades respiratorias”.

Estudios han demostrado que las personas con defensas bajas son muy propensas a contagiarse de hongos, lo que a la larga le estaría causando Aspergilosis Pulmonar, con consecuencias muy graves.

Si no se cuenta con un secador de ropa se pueden seguir algunas de estas recomendaciones: 

  1. Colocar las prendas separadas en el tendedero para facilitar la circulación de una mayor corriente de aire.
  2. Escurrir bien la prenda para extraer toda el agua posible y obtener un beneficio adicional como evitar arrugas.
  3. Tender la ropa más gruesa al revés y una vez que una parte deje de estar húmeda, se gira de nuevo para reducir el tiempo de secado.
  4. Utiliza el secador de cabello solo para las prendas pequeñas como calcetines o ropa interior.

En países fríos, 9 de cada 10 personas poseen enfermedades respiratorias y provienen de un hogar en el que cuelgan la ropa humedad en el interior de la vivienda. Evitar esta práctica que ha sido trasmitida de generación en generación por décadas debe ser considerado muy en serio.

Facebook

Es importante conocer esta información para prevenir enfermedades respiratorias que se han agudizado con el tiempo. Compártela.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!