Un padre compra 6 boletos de avión para acompañar a su hija en Navidad volando entre las nubes

Hay tradiciones que no se rompen, a pesar de las dificultades que puedan presentarse, y una muy especial para algunos es celebrar la Navidad al lado de sus seres queridos, incluso cuando estos deban pasar esta fecha a varios kilómetros de altura.

Así lo ha demostrado Hal Vaughan, un amoroso padre que ha pasado la Navidad en un avión desde que su hija se convirtió en azafata.

Pierce, la hija de Hal debía laborar durante las Navidades pasadas así que este hombre no tuvo remordimiento en comprar seis boletos aéreos para pasa Nochebuena y Navidad junto a su retoño. Aunque esto significara horas de vuelo y unos cuantos dólares de inversión.

Para este padre aplica perfectamente la expresión “¡El cielo es el límite!” y aún así parece que ni eso detiene su amor por Pierce.

La historia llegó a las redes sociales gracias a otro usuario del vuelo que partió de Ohio, Milke Levy, quién decidió dedicar una publicación comentando sobre su inusual experiencia.

 “Tuve el placer de sentarme junto a Hal en mi vuelo a casa desde Ohio. Su hija Pierce era nuestra azafata, que tenía que trabajar para Navidad. Hal decidió que pasaría las vacaciones con ella”, comentó el pasajero.

El hombre se mostró emocionado por la iniciativa que tuvo el padre de la azafata.

“Él está volando en cada uno de sus vuelos hoy y mañana alrededor de todo el país para pasar tiempo con su hija en Navidad. ¡Qué padre tan fantástico! ¡Les deseo a todos una Feliz Navidad!”, escribió el Sr. Levy.

El amoroso padre decidió sorprender a su hija y averiguó cuál sería su itinerario de viaje durante esos días, de modo que pudiera coincidir con la azafata. Un asunto que podría sonar descabellado para algunos pero no para Hal Vaughan.

Para Nochebuena del 2018, no sólo el padre acompañó a la tripulante de cabina sino que su madre Kimberly también se sumo a la aventura.

Hal y su esposa viajaron en clase ejecutiva para darle el abrazo de feliz navidad a su amada Pierce.

“¡El viaje con papá fue un éxito! Un agradecimiento especial a todos los pasajeros y los maravillosos agentes de todo el país y a mi tripulación perfecta», comentó la azafata en ese momento.

Esta chica seguro se siente feliz con los padres que le regaló la vida, no cabe duda que en esta familia reina el amor y la unión familiar.

Esperamos que en los próximos años cuenten con las energías y el presupuesto para seguir pasando las navidades en los cielos, a menos que la compañía decida darle un merecido descanso a esta azafata.

Comparte esta tierna historia con tus amigos y enséñales a todos que el amor de un padre no tiene límites.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!