«Estarás en mi corazón»–Un niño de 6 años pide un papel y bolígrafo para escribirle a su maestra

Los maestros no solamente cumplen la función de transmitir sus conocimientos a los estudiantes, ellos participan en el proceso de aprendizaje con un papel fundamental.

Desde las primeras etapas de la vida, la relación con los maestros deja una huella importante en cada uno de sus estudiantes. Su cariño, entrega y compromiso, los convierte en artífices de la formación de la personalidad de cada uno de los alumnos que pasan por sus aulas.

Así lo demostró un pequeño de 6 años que quiso tener un gesto de gratitud con su maestra para expresarle cuánto la quería.

Él le pidió un papel y un bolígrafo para ofrecerle un detalle especial cuando se despedirían porque terminaba el curso.

El pequeño de 6 años, antes de irse de vacaciones se aseguró de hacerle saber a su maestra que la extrañaría mucho.

Con una carta muy emotiva le demostró su cariño a su querida maestra. El niño escribió:

“Seño Charo, tú me has querido mucho, hemos llorado, hemos disfrutado. Tú estarás en mi corazón”, escribió el niño junto a un corazón que dibujó en la hoja.

En Twitter, la maestra identificada como “Señorita Rotesmeyer” con el usuario @larotesmeyer, compartió la carta del niño sin esperar que recibiría más de 1.500 reacciones.

Mostró con mucho orgullo el mensaje que le dio su pequeño alumno de infantil, y resaltó que es un privilegio acompañarlos “en esta aventura de aprender”.

La maestra conocida en Twitter como “Señorita Rotesmeyer” donde tiene 22,6 mil seguidores, escribió un hilo que ha emocionado a miles de personas.

“Estamos a punto de terminar el que sin duda ha sido, el curso más difícil de nuestras vidas. En septiembre, volvimos a las aulas con toda la incertidumbre del mundo y con la responsabilidad de normalizar lo que era imposible”.

Resaltó el buen comportamiento de los niños. “Y por supuesto, todos los niños han dado un EJEMPLO, así con mayúsculas, de responsabilidad y compromiso”.

Contó que han convertido espacios inimaginables en un “Tetris” para lograr que las mesas entraran como sea cumpliendo con las medidas de seguridad establecidas para prevenir contagios cuando se reanudaron las clases.

Se despidió deseando lo mejor. “Solo puedo desearles que tengan un feliz y merecido descanso cuando termine el curso, que todos sabemos (menos los cuñaos) que no termina el día que damos las vacaciones a los niños”.

Finalmente agradeció a todos los estudiantes. “Y a mis niños, a todos los de este país, mi agradecimiento eterno, por recordarme que hasta en los momentos más complejos, es un orgullo y un privilegio ser maestra”.

Comparte esta emotiva carta que nos invita a agradecer la labor de los maestros, sobre todo, en este año lleno de dificultades.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!