Fue raptada por el Estado Islámico y le dieron de comer los restos de su hijo asesinado

La violencia desmedida vuelve a conmocionar al mundo con una atrocidad que nos deja sin palabras. En esta oportunidad, Vian Dakhilm, diputada Yazidí en Irak denunció la violencia del estado islámico en su faceta más aberrante. ¡Es desgarrador!

Ella relató que una de las chicas que logró ser liberada por las fuerzas iraquíes explicó que los yihadistas secuestraron a seis de sus hermanas, la menor, de diez años, fue violada y asesinada delante de todos.

Pero eso no es todo, también cometieron un crimen repudiable, quizás el peor que hayamos conocido. Tras un año de secuestrar y esclavizar a una mujer, asesinaron a su hijo, cocinaron su cuerpo y se lo sirvieron con arroz.

La diputada Vian Dakhil quiso denunciar esta aberración tan indignante que demuestra la crueldad de esta organización.

Ella relató a los medios de comunicación cómo una de las mujeres esclavas del estado islámico fue víctima de tal sufrimiento.

“Le dijeron: hemos cocinado al hijo de un año que te quitamos y te lo acabas de comer”.

Esto ocurrió tres días después de haber mantenido a su víctima encerrada en un sótano sin comer ni beber, después le sirvieron la comida porque tendría mucha hambre y le confesaron la atroz verdad.

Es imposible no conmoverse ni indignarse ante los testimonios de las mujeres que han sufrido en carne propia las consecuencias de ser raptadas por grupos del estado islámico que las someten como esclavas haciéndoles las peores atrocidades.

Los yazidíez son una comunidad étnico-religiosa del norte de Irak y de Siria, son el grupo más perseguido por el estado islámico.

VER TAMBIÉN:  Le diagnostican "un simple virus" a un niño de 3 años pero padecía una dura enfermedad

La Organización de Naciones Unidas denunció que justamente hace un año el estado islámico asesinó a miles de niños y hombres miembros de la comunidad de yazidíes. La Comisión de Investigación de la ONU entrevistó a 45 supervivientes, contrabandistas, abogados y líderes religiosos comprobando que los yihadistas esclavizaban sexualmente a las mujeres y entrenaban a los niños para enviarlos a combatir con armas.

Las torturas son inhumanas, imponen medidas para que no nazca ningún niño en la comunidad y hacen que su vida se convierta en una eterna y horrible pesadilla. Y todo porque ellos consideran que los miembros de la comunidad yazidi, que no son árabes, ni musulmanes, y los definen como adoradores del diablo.

Su radicalismo ha causado los peores delitos de lesa humanidad, la parlamentaria comentó: “La pregunta que nos hacemos es ¿Por qué? ¿Por qué estos salvajes nos hacen esto?”.


También denunció el caso de una adolescente que fue abusada sexualmente por un grupo de cuarenta hombres y cuando intentó escapar fue brutalmente golpeada con cables. El reportero no pudo contener las lágrimas ante testimonios tan conmovedores.

Daily Mail / Metro

Esperamos que pueda reestablecerse la paz y en medio de tanto dolor pueda prevalecer la esperanza de construir un mundo más tolerante y justo. Nadie tiene derecho de causarle tanto sufrimiento a otro ser humano, de arrebatarles la vida a los niños y destruir las familias de maneras tan violentas.

No te vayas sin compartir esta noticia con tus seres queridos, todos debemos alzar la voz contra estas repudiables torturas.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!