Esta actriz le cambia el nombre a su bebé de 11 meses al comprobar que recibiría muchas burlas

Elegir el nombre para el pequeño ser de luz que llega a la vida de cualquier pareja es una de las decisiones más difíciles. Son muchos los padres que deciden honrar a los futuros abuelos o a sus amigos poniéndole sus nombres a los bebés.

Algunos, pasan meses buscando el nombre y la combinación perfecta con el que llamaran a al nuevo angelito, todos quieren sea el nombre ideal y suene perfecto.

A estos padres les llevó mucho tiempo decidir el nombre del bebé, y al final descubrieron que estaban equivocados.

Sin embargo, aunque los padres tengan la mejor de las intenciones al combinar un nombre, en ocasiones terminan poniéndole uno con amplias connotaciones que puede prestarse para desagradables burlas.

Esto fue lo que le pasó a la comediante y actriz Amy Schumer y su esposo Chris Fischer, quienes han tenido que cambiar el nombre de su bebé después de once meses de nacido.

La actriz también destaca que el apellido del nuevo bebe ya suena como “fisura”.

El bebé nació en mayo del 2019, decidieron llamarlo Gene Attell Fischer, un nombre que en primera instancia no tiene nada de malo, pero tras realizar un juego fonético entre los dos primeros nombres “Gene” y “Attell” y ser pronunciado rápidamente se dio cuenta que sonaba muy parecido a la palabra “genital”.

“Attell” era una especie de tributo muy especial para alguien allegado a Chris.

Al repetir constantemente el nombre y dudar de cómo sonaba decidieron hacer un cambio.

La estrella de Trainwreck dio a conocer el nuevo nombre del bebé en su podcast: Amy Schumer presenta: 3 Girls, 1 Keith. Al respecto comentó:

¿Saben que Gene, el nombre de nuestro bebé ha cambiado oficialmente? Ahora es Gene David Fischer. Era Gene Attell Fischer, pero nos dimos cuenta que, por accidente, llamamos a nuestro hijo ‘genital’”.

Al parecer ya varias personas habían notado el curioso resultado del juego de palabras entre los dos nombres.

La invitada del programa Claudia O´Doherty comentó que ella y su madre también habían notado que sonaba algo extraño al pronunciar los dos nombres seguidos. Al respecto comenta:

Mi madre me lo señaló, en realidad. Me decía que había llamado a mi hijo ‘genital’. Yo le preguntaba de qué estaba hablando. Y entonces, me di cuenta que tenía razón”.

Amy comentó que “David” fue la última y mejor opción. No solo combina sino que le rinden homenaje a su padre quien también tiene ese segundo nombre.

Al parecer, el pequeño Gene se salvó de fuertes apodos. Quizá no siempre se tenga el mejor nombre pero sí las mejores intenciones al ser bautizado de determinada manera.

¿Crees que esta combinación de nombres suene algo raro? Compártela y déjanos conocer tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!