Esperaron 40 años para casarse y tuvieron que planificar su boda en 24 antes de que ella muriera

A pesar de que Pauline Manning compartió durante años con su pareja sólo pudieron estar casados durante 8 días.

Se conocieron en 1980 en un baile y desde entonces se dieron cuenta de que querían pasar el resto de su vida juntos. En varias ocasiones hablaron sobre casarse, pero nunca encontraron el momento indicado.

Pauline y Alan llevaban 40 años como pareja.

Hace un par de meses, Pauline recibió un duro diagnóstico. Tenía cáncer en etapa terminal y contaba con tan sólo un par de semanas de vida.

Alan Christie supo muy bien lo que tenía que hacer. Era momento de aprovechar el presente y celebrar el enorme amor que habían compartido durante tanto tiempo. Hablaron con los empleados del hospital y les pidieron ayuda.

“Pauline siempre quiso una boda sencilla y eso fue lo que hicimos”.

No sería nada fácil pero entre todos lograron planificar una boda maravillosa en tan sólo 24 horas. Decoraron una habitación y utilizaron sábanas para ocultar los diferentes equipos médicos.

Rodeados de luces y de sus seres queridos no necesitaban nada más para la ceremonia perfecta.

“Los empleados le prestaron algo azul a la novia, trajeron champán y confeti. Fue un día fantástico”.

Los testigos fueron los hijos de Pauline. El resultado fue tan maravilloso y conmovedor que nadie podía creer que lo habían logrado en tan poco tiempo.

A pesar de que la salud de Pauline había decaído notablemente, las enfermeras la ayudaron y estuvieron a su lado en todo momento. En cuanto la hermosa novia se dio cuenta de todas las preparaciones su cara se iluminó y se olvidó por completo de su enfermedad.

“Las cosas no pudieron salir mejor”.

Un par de días después, Pauline comenzó a sentirse cada vez más débil. Los médicos le habían permitido regresar a casa pero tuvieron que trasladarla un hospicio. Logró pasar ocho días más junto a Alan antes de fallecer.

Su familia todavía se encuentra recuperándose de esta dura noticia, pero no dejan de agradecer a sus enfermeras y al hospital por el enorme trabajo que hicieron para que cumpliera su sueño.

“Fueron días muy difíciles y con mucho estrés pero ellos lo hicieron todo mejor. Fueron amables, compasivos e hicieron una gran conexión con Pauline”.

Nos unimos a su familia en estos momentos tan dolorosos. Esperamos que siempre recuerden a Pauline tan feliz y hermosa como lo estuvo en esa ceremonia tan especial.

No dudes en compartir esta nota tan conmovedora. Nunca es demasiado tarde para cumplir los sueños.