Esperaba ver a su prometida en el altar pero en su lugar apareció un hombre vestido de novia

El día de la boda de una pareja reúne las 24 horas más importantes de sus vidas, las horas en que demuestran verdaderamente el amor que sienten el uno por el otro y debido a eso, invitan a los amigos más cercanos y familiares. Después de todo, estas personas son las responsables de que la boda sea un éxito sin precedentes, inigualable y difícil de olvidar.

Sin duda, en un día tan especial, no pueden faltar los momentos divertidos, los cuales suelen venir, precisamente, de la mano de los amigos de los novios y de los invitados más allegados.

Graciosos momentos se vivieron en la boda de Megan y Logan Martin, una pareja que decidió despedirse de la soltería de una manera bastante peculiar, cuando la novia sorprendió a su futuro esposo dejando entrar en el altar al mejor amigo de este vestido de novia.

El evento fue capturado en un video donde se puede ver a Logan hecho un manojo de nervios esperando ver en el altar al amor de su vida vestida de blanco, pero en cambio, se llevó una sorpresa que jamás olvidará.

Resulta que su dama anhelada era nada más y nada menos que su mejor amigo metido en un sexy y ajustado vestido de novia.

Al darse cuenta de la genial broma, a Logan no le quedó otra cosa que echarse a reír a carcajadas por la ocurrencia de su amigo en complicidad con Megan, quien aseguró que quiso hacer del día más importante de su vida uno que su esposo pudiera recordar con alegría por siempre.

Momentos después del divertido engaño, Logan pudo ver finalmente a Megan como siempre soñó verla: vestida de blanco, esperando para ser su compañera para toda la vida. Por su parte, los mejores amigos participaron en una divertida sesión de fotos donde bromearon e hicieron chistes sobre el original e inusual instante.

“¡Este hombre se ve mejor con vestido que con traje, vaya cuerpazo!, bromeó el novio sobre su mejor amigo.

Al parecer, al principio el amigo de Logan no quería ser parte del montaje, pero finalmente accedió a colaborar con el plan de Megan durante la captura de la primera foto de la boda, en la que la tradición indica que la novia puede mostrar su atuendo al novio antes de caminar hacia el altar.

Lo cierto es que, después de la hilarante escena, toda la tensión del momento y los nervios del novio quedaron a un lado y la pareja celebró que su amigo enmarcara este bello momento con una escena tan divertida, con la que todos los asistentes se rieron tan fuerte que hasta lloraron de la risa.

¿Qué te parece esta broma para una boda? ¿Se te ocurren otras aún más graciosas? Si bien es cierto que este día todo debe salir perfecto y los nervios de los novios no los dejan en paz, también es un día ideal para gastar alguna que otra broma. Piensa en cómo puedes hacerlas, pero eso sí, procura que nadie salga herido de ellas o bien que no se te vuelvan en contra.

Comparte esta genial historia con tus familiares y amigos, y ante cualquier adversidad, grita: ¡Tranquilos, esto es una broma!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!