Una joven estudiante recibe la peor de las noticias antes de presentar un importante examen

Los exámenes para lograr la certificación secundaria suelen ser definitorios para la carrera de los jóvenes que quieren tener éxito en su vida profesional. Aunque en algunas ocasiones, no son las únicas pruebas que se presentan en el camino, como el caso de Hanna Fraser, en Formby, Reino Unido.


Hanna, de 16 años, quien se encontraba en la espera de los resultados de sus exámenes de educación física, fue diagnosticada con linfoma de Hodkin, un tipo peligroso de cáncer.

Meses antes, la joven había sentido ciertos malestares que incluían un cansancio permanente. Recibió medicación para la anemia, sin embargo, no hubo ningún resultado. Posteriormente, sus padres le realizaron estudios más intensos y obtuvieron el inesperado y terrible resultado.

Sin embargo, Hanna, lejos de sentirse derrotada, se ha dedicado a luchar por su vida disciplinadamente, puesto que después de realizar las pruebas para la certificación secundaria obtuvo las mejores notas. Es decir, tiene un futuro brillante por el que seguir avanzando.

Quimioterapia, esteroides, la extirpación de los ganglios linfáticos, fueron algunos de los métodos que realizaron los médicos para retirarle el cáncer que tomó su tráquea.

“Qué situación tan difícil, ojalá tenga la fuerza suficiente para salir ilesa de esa situación tan terrible”, señaló preocupada una internauta.

Ahora Hanna tiene 17 años. Ha pasado un duro año tras su ardua y valiente lucha contra el cáncer. Afortunadamente salió ilesa y ahora disfruta de las mejores notas para así sacar adelante su vida. La recuperada joven pretende dedicarse al mundo de la moda y el maquillaje o ingresar al servicio de policía.

“Qué bueno que todo salió bien con esta joven. Nos inspira a todos a seguir adelante ante cualquier adversidad. Es una heroína de este tiempo, sin duda. Se merece todo en la vida de ahora en adelante”, comentó inspirada una internauta.

Hanna, quien se encuentra en remisión tras los embates sufridos por la enfermedad, debe asistir al Alder Hey Children’s Hospital durante cinco años para asegurarse de que todo está bien con su salud.

“Cualquiera se hubiese rendido en su lugar. Es, además de una luchadora, una personita muy valiente. Ojalá le vaya de lo mejor en su carrera profesional que ya se vislumbra de la mejor forma”, dijo otra internauta.

Muchas personas se han solidarizado con el caso de Hanna, ya que ha sido toda una heroína en su lucha contra el cáncer y afortunadamente salió victoriosa. Sin duda, un ejemplo para todos los que están pasando por esta experiencia tan terrible.

Comparte esta inspiradora historia entre tus familiares y amigos, para que nunca se rindan ante las adversidades.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!