Escucha a su hija pedirle que la alimente y despierta milagrosamente del coma

Cuando una persona entra en estado vegetativo es medicamente poco probable que pueda despertar y volver a respirar por sí misma sin la ayuda de las máquinas. Sin embargo, una madre argentina ha vencido todo pronóstico y despertó después de oír la tierna petición de su hija pequeña.

María Laura Ferreyra, de 42 años,entró en estado vegetativo después de haber sufrido un fuerte golpe en su cabeza, producto de un forcejeo con un delincuente que intentó robarle su motocicleta. 

La mujer ingresó al hospital con un traumatismo craneal, una fisura en el oído y sangrado en el cerebro. Los médicos la sometieron a una cirugía de emergencia que resultó exitosa.

No obstante, su cuerpo rechazó los medicamentos y sufrió un episodio de hipertensión cerebral que derivó en un coágulo y la dejó en estado vegetativo.  

La madre había estado conectada por más de un mes y los médicos sugirieron a la familia que consideraran donar sus órganos antes de desconectarla.

Los especialistas daban por sentado que la mujer no despertaría, pero un milagro ocurrió gracias a su pequeña hija. Durante la 4 semana de estar en el hospital, el esposo de María Laura decidió llevar a su hija de 2 años a visitarla.

Sentada en la cama de la mujer, la pequeña comenzó a balbucear palabras infantiles con las que solía pedirle a su mamá que la alimentara.

En ese momento María Laura despertó del “profundo sueño” en el que había estado durante un mes, se subió la bata y simplemente comenzó a amamantar a la pequeña.

 «Fue mágico, un momento único […] Ver cómo se abrazaban, ese instinto de madre, fue único», recordó Martín Delgado, esposo de María Laura.

La familia de San Francisco, una provincia de Córdoba en Argentina, no podía creer lo que había sucedido y para ellos el hecho ha sido un verdadero milagro producto del amor que la mujer tiene para su pequeña.

María Laura es madre de tres hijos y días antes de despertar, los médicos habían percibido una ligera actividad neurológica y ciertos movimientos pero no había podido volver en sí.

Después del milagroso episodio motivado por las palabras de su pequeña, la mujer entró en un proceso de recuperación pero se espera que pronto pueda regresar a casa junto a toda la familia.

No cabe duda de que estas personas tendrán mucho que celebrar en esta Navidad pues han recibido por adelantado un extraordinario regalo.

No te vayas sin compartir esta grandiosa historia, no cabe duda de que el amor de una madre es capaz de vencer cualquier barrera.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!