«Es un peso demasiado grande» – Pide ayuda para reducir el tamaño de sus senos

Muchas mujeres toman la decisión de realizarse algunas cirugías para sentirse más a gusto con su cuerpo y una de las más populares es la de aumento de senos. Sin embargo, hay casos como el de Aminata Dabon en donde su enorme talla de pechos no ha hecho más que causarle un sinfín de inconvenientes a lo largo de los años.

“La cirugía es mi último recurso. Creo que se convirtió en la única vía que me queda para llevar una vida saludable”, dijo Aminata.

Cuando era una niña, Aminata era muy activa y adoraba realizar ejercicios. Con el paso del tiempo, esto cambió drásticamente. Poco después de cumplir 10 años, sus senos comenzaron a crecer más y más.

La joven comenzó a recibir todo tipo de sobrenombres debido a su aspecto y comenzó a sentirse muy insegura.

“El papá de un exnovio llegó a señalarme porque mis senos eran demasiado grandes”, recordó Aminata.

Actualmente, Aminata es talla 32HH y no encuentra ningún sujetador que realmente la ayude a sentirse cómoda. Tuvo que renunciar a los deportes ya que cualquier movimiento brusco podía llegar a causarle mucho daño y no cuenta con sujetadores deportivos que le den libertad de movimiento.

“Muchos creen que quiero la cirugía por vanidad pero no es así. Algunos creen que luzco bien, pero la verdad es que es un peso demasiado grande con el que no puedo cargar”, dijo Aminata.

Durante un tiempo intentó realizar una dieta pero esto simplemente no dio resultados. Cuando comenzó a considerar recibir una cirugía de reducción, se topó con varios obstáculos.

“Una cirujana me dijo que sólo tenía que hacer dieta y seguía posponiendo la operación. Otro médico hombre me dijo que nadie se hace ese tipo de cirugías y que eso no era normal”, explicó Aminata.

La situación se ha convertido en un verdadero problema para su salud. Aminata tiene muchas dificultades para dormir cómodamente y sufre dolores de espalda debido a que su estatura es 1 metro con 60 centímetros.

Su día a día se ha convertido en algo muy doloroso y decidió que es hora de realizarse una cirugía de reducción. La estudiante explicó su situación y se encuentra reuniendo fondos para poder recibir la ayuda que tanto necesita.

“El dolor es insoportable. Los sujetadores se me clavan en el torso y los hombres. Todo es incómodo. No encuentro un sujetador que me sostenga cuando salto”, explicó Aminata.

Esperamos que Aminata a pueda recaudar los fondos y recibir la ayuda que tanto necesita. Nadie merece ser señalado constantemente por su cuerpo y lo más importante es que la joven estudiante pueda llevar una vida feliz y saludable.

¿Qué opinas de la decisión de Aminata sobre la cirugía? No te vayas sin compartir esta noticia que ha ayudado a que muchos comprendan que lo más importante es la salud y no la talla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!