«Es mentira» – La cocinera de Diego Armando Maradona cuenta los detalles de sus últimos días

Como recordaremos, el pasado 25 de noviembre de 2020, el mundo del fútbol se vistió de luto cuando se supo del fallecimiento del “pibe de oro”, Diego Armando Maradona, quien ese día ganó su último partido y consolidó la mítica figura que ya era en vida.

Pero, esa misma vida estuvo cargada de misterios, y mucho se ha especulado sobre sus últimas horas en este plano.

Ahora, tras su muerte por una insuficiencia cardíaca, a la edad de 60 años, una exempleada del futbolista ha develado la verdad de sus últimos momentos en la casa que alquiló en la urbanización privada de San Andrés, Argentina.

Se trata de una mujer que sirvió a Maradona como cocinera, de nombre Romina Milagros Rodríguez, mejor conocida cariñosamente como “Monona”, quien estuvo muy de cerca con la otrora estrella de las canchas y desmintió en una entrevista televisada las versiones oficiales que han estado rodando por los medios de comunicación internacionales.

Resulta que la mujer conocía muy bien el delicado estado de salud de “el Diez”. Sin embargo, según Romina, es falso que hubiese dejado de comer, ya que ella misma le preparó unos sándwiches y confirmó que, al menos, uno comió.

“Lo último que hablé con él fue a la noche. Fui y me dijo que no quería comer, entonces le dije que al menos le hacía unos sandwichitos y un té. Dicen que no comió, pero es mentira, comió un sándwich, porque yo los contaba para ver si comía o no. Había cinco, así que uno se lo comió Diego, es mentira que no comió”, afirmó la cocinera.

El testimonio de Romina salió al aire en el conocido programa argentino “Intrusos”, conducido por Rodrigo Lussich, y es tan solo un adelanto de lo que viene en unos pocos días en otro espacio de entrevistas llamado “El show de los escandalones”

Rodríguez también afirmó que estuvo presente en el momento cuando su médico de cabecera, el neurocirujano Leopoldo Luque, quien coordinó la internación domiciliaria del futbolista junto a la psiquiatra Agustina Cosachov, le practicó la reanimación cardiopulmonar y no pudo despertarlo.

No obstante, los momentos previos a su muerte siguen siendo inciertos, y el médico a cargo en los últimos días del controversial deportista aún se encuentra en el centro de las investigaciones.

“Ese día fue mucha locura. Yo cuando lo vi a él, ya estaba fallecido. Me acuerdo del conteo, que no quiero ni acordarme. Decían ‘1, 2, 3, vamos’. Contaba la enfermera cuando le hacía RCP”, relató Romina.

Y es que, según consta en el expediente judicial, al no poder despertar a Diego Armando, quienes estaban en la casa de San Andrés se contactaron con Luque antes de pedir a una ambulancia, pero, fue él mismo quien terminó llamando a urgencias. Esto genera mucha suspicacia en cuanto a los tiempos en que fue atendido Maradona antes de su último suspiro.

Por su parte, Luque se contradice al decir que Diego fue dado de alta y que no existía una orden de hospitalización domiciliaria, pero las pruebas que reposan en el expediente son concluyentes y desmienten tal afirmación.

El Código Penal argentino prevé una pena de entre uno y cinco años por mala praxis, impericia o negligencia médica.

Luque podría ser acusado por estos cargos, pero, además, con el agravante del descubrimiento de una firma falsificada para retirar el registro clínico del astro del balompié.

 El astro del fútbol, aun después de su muerte, continúa causando conmoción en sus seguidores, quienes aun no se recuperan tras la noticia de su partida. Comparte estas declaraciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!