Entra a la peluquería y sale totalmente desconcertada al ver su cambio radical

Christal es una mujer que se atrevió a entrar en un salón de belleza y autorizar a un estilista a hacer lo que quisiera para cambiar su aspecto.

“Haz lo que quieras”, le dijo al profesional que la atendería, conocido como “The Makeover Guy”, muy pocas clientas suelen tener esa iniciativa, en la mayoría de los casos llevan alguna referencia, quieren mantener su estilo o simplemente se limitan a hacer cambios mínimos bajo rigurosas instrucciones.

Pero Christal le dio la libertad plena al estilista de cambiar por completo su imagen. Entró con su cabello largo y blanco sin imaginar cómo sería el resultado de su transformación.

A “The Makeover Guy” le encanta recibir clientes que dejan el control en sus manos, la frase que le dijo Christal es una de sus favoritas. Asegura que trabaja con la ilusión de guiarse por sus preferencias para mejorar la imagen de quienes se sientan en su silla.

Christal solo tenia una condición, sabía que quería donar su cabello largo a una organización benéfica que colaborara con la fabricación de pelucas para pacientes con cáncer.

De resto, no sabía qué estilo tener, así que confió plenamente en el estilista.

El cabello de Christal era largo, por debajo de los hombros, de color rubio claro, las puntas se veían descuidadas así que era el momento de tener un corte de cabello.

El estilista ató su cabello en una cola de caballo y después lo cortó cerca de su cuero cabelludo. Así obtuvo el cabello que sería donado a la organización benéfica.

Inmediatamente después comenzó a trabajar, el estilo de Christal sería de cabello corto y algo rizado para enmarcar su rostro.

La mujer recibió un cambio de imagen radical, no se lo esperaba, pero reaccionó expresando su alegría y agradecimiento.

Christal aseguró que se siente muy cómoda con su nueva imagen, incluso cambió su ropa y sus seres queridos le dicen que ha rejuvenecido por lo menos dos décadas.

Según sus propias declaraciones ahora tiene un estilo salvaje y atrevido, la expresión de su rostro cambió, parece más decidida y segura de sí misma.

La transformación de Christal ha inspirado a muchos a cambiar de estilo confiando en un profesional permitiéndole “hacer lo que quiera” con el cabello.

En el vídeo muestran todo el proceso del cambio de estilo de esta mujer que, además, pensó en colaborar con una causa solidaria donando su cabello.

Este es un pequeño gesto que puede hacer una gran diferencia en la vida de un paciente que perdió su cabello por los efectos de los tratamientos contra el cáncer. Es importante sensibilizarse con quienes libran una dura batalla y además tienen que enfrentarse a los problemas emocionales asociados a la pérdida del cabello y todo lo que implica recibir fármacos tan agresivos.

Según Christal, dejar que el estilista tenga la libertad de usar sus conocimientos para crear una nueva imagen puede ser una decisión grandiosa y acertada.

Comparte esta transformación que ha generado muchos comentarios en las redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!