126 enfermeras ganan la lotería y el modo en que dividen el premio se hace viral

Todos alguna vez en la vida hemos soñado con ganarnos la lotería. Especialmente, cerca de las próximas fiestas navideñas, son muchos los que piensan todo lo que podrían hacer si les llegara a tocar el premio mayor.

Es precisamente la grandiosa suerte que tuvo un grupo de 126 enfermeras de la Unidad Neonatal de Cuidados Intensivos del Hospital Infantil de Mercy, en Missouri, Estados Unidos.

Cuando por fin llegó el día de conocer el número premiado, no podían creer cuando aunque no se ganaron el premio mayor que correspondía a casi 2 millones de dólares, la suerte les alcanzó para que tuvieran la fortuna de ganarse 10.000 dólares. ¡Ago que sin duda no se puede despreciar!

La emoción fue desbordante, pero cuando llegó el momento de decidir qué harían con el dinero, entonces se dieron cuenta que como eran muchas, si dividían el premio en partes iguales, cada una recibiría 56 dólares después de pagar impuestos.

Entonces sorpendieron en todo el hospital cuando decidieron hacer algo totalmente diferente con el dinero. Pensaron que 56 dólares no hace más rico a nadie, pero 10.000 sí que puede ayudar a alguna persona necesitada. 

Y es lo que justamente de común acuerdo decidieron hacer: repartirían los 7.000 dólares que les quedaría después de pagar impuestos entre dos de sus colegas que estaban pasando por situaciones especialmente difíciles: Casey Orellana y Gretchen Post.

Casey cargaba con el dolor de que a su eposo Phil le diagnosticaron con cáncer y los pronósticos de los médicos no eran para nada alentadores. El cáncer había avanzado a otros órganos y el hombre llevaba meses sin trabajar, mientraas Casey trabajaba horas extras para poder costear sus tratamientos médicos.

VER TAMBIÉN:  Jack, un niño autista de 8 años que intentó suicidarse y pidió que lo "quemaran vivo"

Casey se mostró totalmente agradecida con el gesto de todas sus compañeras, ya que gracias a su gesto ahora ya puede pagar todas las facturas médicas que tenía pendientes.

La otra enfermera beneficiada fue Gretchen Post, quien había sufrido lo indecible después de que su hijo Jack, de 17 años, se hubiera quitado la vida.

Gretchen, además de todo el dolor que suponía enfrentar la trágica muerte de su hijo, debía enfrentar los gastos del funeral. Ella no podía entender cómo su hijo, que siempre mostraba un rostro sonriente, un día se suicidó sin decir nada.

Ahora, al menos, tenía la tranquilidad de poder darle la sepultura que merece.

Youtube

Después de que el generoso gesto de las enfermeras se hiciera viral, varios medios locales se hicieron eco del hecho.

Aquí tienes un video donde se puede ver el emotivo momento en que entregan el premio a sus compañeras y las emotivas historias de las enfermeras que se benficiaron de la solidaridad de sus colegas. Recuerda activar los subítulos:

Una acción que sin duda dejó una gran huella en la vida de Casey y Gretchen, pero sobre todo un gran ejemplo para la humanidad.

¡Si crees que el mundo necesita más personas así, no te vayas sin compartir esta emotiva noticia en tus redes!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!