Encuentran a la mujer que abandonó a su hijo con necesidades especiales en el hospital

Tener hijos es algo que cambia la vida para siempre, desde que nace ese bebé, sus padres son los responsables de su vida y bienestar. La mayoría están dispuestos a hacer cualquier cosa para velar por el bien de sus niños.

Sin embargo, hay otras personas que no están dispuestas a asumir esta gran responsabilidad y terminan poniendo en riesgo la vida de seres inocentes.

Sheldon vive en Georgia en los Estados Unidos.

Una enfermera del Hospital Grady Memorial se encontraba en medio de una dura jornada de trabajo cuando vio a un niño que parecía muy débil y confundido.

Se trataba de un pequeño con necesidades especiales: Sheldon Linden. Un simple vistazo bastó para percibir que necesitaba ayuda con urgencia. Sin embargo, se encontraba sólo y su madre no aparecía por ningún lado.

Sheldon apenas tiene 14 años de edad.

Trataron de hablar con él para averiguar lo que estaba sucediendo pero el niño no podía hablar ni escribir. Todo parecía indicar que su familia lo había dejado allí.

Los vigilantes decidieron revisar las cámaras de seguridad para llegar al fondo del asunto y fue ahí cuando confirmaron esta triste teoría. Su madre había entrado con él hace unas horas y luego salió de allí rápidamente dejándolo solo.

La madre del joven fue identificada como Diana Elliot y tiene 37 años.

La policía pidió ayuda para identificarla y lograr encontrarla. Lo que hizo es considerado un crimen y debía responder ante la justicia. Después de una semana dieron con su paradero.

Se encontraba en un hotel con sus otros tres hijos y explicó que simplemente estaba cansada de llevar a Sheldon con ella. No tenía las fuerzas necesarias para cuidar a un chico con necesidades especiales.

Diana aseguró que lo dejó allí porque pensó que estaría a salvo. Dijo que Sheldon necesitaba medicinas que ella no podía proveer.

Ahora, Diana se enfrenta cargos de crueldad infantil en primer grado y el pequeño Sheldon se encuentra bajo los cuidados del Departamento de Servicios Familiares e Infantiles.

Es una verdadera suerte que aquella enfermera lograra dar con él y se diera cuenta de su preocupante estado de salud. Sin contar con la ayuda necesaria, incluso en medio de un enorme hospital; la vida de este joven se encontraba en verdadero peligro.

Diana quedó en libertad bajo fianza

Muchos aseguran que la madre se encontraba en una situación desesperada y solo intentó hacer lo que era mejor para su hijo. Otros en cambio, esperan que todo el peso de la justicia caiga sobre ella. Esperamos que este niño logre contar con la ayuda médica que tanto necesita.

Comparte esta nota para crear conciencia sobre todo el amor y cuidados que se merecen los niños del mundo entero.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!